CONFERENCIA MUNDIAL SOBRE EDUCACION PARA EL DESARROLLO SOSTENIBLE

A estos principios educativos para el desarrollo sostenible del individuo, habría que agregar el más importante:  la responsabilidad mutua entre todos los habitantes del mundo, que significa conectarnos positivamente con los demás, pensando en sus necesidades y no tomar acciones que los perjudiquen.  Este es el ingrediente que le falta a esta mezcla para llevar al hombre a su verdadero estado de ser humano: empático, compasivo, justo. 

educacion-sostenible-ely-1-638

Del 10 al 12 de noviembre de 2014 se llevó a cabo la conferencia en Okayama, Japón. Luego de una recomendación formulada por la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible (Johannesburgo, 2002), la Asamblea General de las Naciones Unidas decidió en diciembre de 2002 dedicar un Decenio de las Naciones Unidas a la EDS  (Educación para el desarrollo sostenible) (2005-2014). La Asamblea asignó a la UNESCO el cometido de coordinar los esfuerzos internacionales orientados a lograr que la educación fuera pertinente para abordar los problemas presentes y futuros que afrontaba el desarrollo sostenible.

La organización de la Conferencia Mundial de EDS 2014 corrió a cargo de la UNESCO, con la colaboración del gobierno del Japón, el asesoramiento de un grupo rector de expertos en materia de EDS del mundo entero y de un representante del Comité Interinstitucional de las Naciones Unidas para el Decenio de la EDS.

Según la declaración del Secretario General:

«Los indicadores ambientales, económicos y sociales nos señalan que nuestro actual modelo de progreso es insostenible. En nuestro mundo asoman desafíos amenazadores y escasean cada vez más los recursos. El desarrollo sostenible nos brinda la mejor oportunidad de corregir el rumbo.»

Ban Ki-Moon, Secretario General de las Naciones Unidas

Los objetivos de la conferencia fueron:

  • Reorientar la educación a fin de construir un mejor futuro para todos
  • Acelerar la acción en favor del desarrollo sostenible
  • Formular un programa para la EDS más allá de 2014

¿Qué es la EDS?

La Educación para el Desarrollo Sostenible (EDS) permite a cada ser humano adquirir los conocimientos, las competencias, las actitudes y los valores necesarios para forjar un futuro sostenible.

La EDS supone incorporar en la enseñanza y el aprendizaje cuestiones esenciales de desarrollo sostenible, como el cambio climático, la reducción de los riesgos de desastre, la biodiversidad, la reducción de la pobreza y el consumo sostenible.

También requiere métodos participativos de enseñanza y aprendizaje que inciten a los educandos a modificar sus comportamientos y a actuar en favor del desarrollo sostenible y los faculten para ello. Por consiguiente, la EDS fomenta competencias como el pensamiento crítico y las capacidades de vislumbrar situaciones futuras y adoptar decisiones en colaboración.

La Educación para el Desarrollo sostenible requiere cambios profundos en las prácticas educativas hoy día imperantes.

Los interesados en la EDS han formulado 360 compromisos de apoyar el Plan de Acción Mundial sobre EDS que se iniciará el 12 de noviembre. El mapa de todos los compromisos relativos al GAP está disponible ya en http://www.unesco.org/new/en/gap-esd-commitments

 Los compromisos de lanzamiento para el programa de acción mundial son planes de actividades concretas en apoyo de uno o varios ámbitos de acción prioritarios. Pueden ser actividades de proyectos o programas dirigidas a determinados beneficiarios y/o a partes interesadas en la EDS, por ejemplo actividades de promoción y/o de recaudación de fondos.

Es mucho lo que está en juego en los programas de desarrollo que se aplicarán después de 2015. Para dar forma al futuro que deseamos, para promover un planeta sostenible, sociedades más justas y ecológicas y economías más dinámicas y respetuosas del medio ambiente, tenemos que construir cimientos sólidos. Esta labor debe abarcar una educación que dote a cada niña, niño, hombre y mujer de los valores, las competencias y los conocimientos necesarios para encontrar soluciones a los problemas de hoy y de mañana. En resumen, la educación que se imparta después de 2015 deberá preparar para el desarrollo sostenible a educadores y alumnos por igual.

Fuente: UNESCO

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *