Los 12 puntos de la OMS para reducir el riesgo de cáncer

En 2012, la Organización Mundial de la Salud (OMS) atribuyó más de 8 millones de fallecimientos alrededor del mundo al cáncer, enfermedad que aunque influyen causas genéticas, al menos  un tercio de todos los casos puede prevenirse.

Ante ello, este mismo organismo, a través de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer, publicó un código con 12 consejos y cambios en el estilo de vida que reducen el riesgo de padecer esta afección. El llamado Código Europeo Contra el Cáncer es una iniciativa para informar a la gente a cerca de las acciones que pueden llevar a cabo ellos y su familia para reducir el riesgo de padecer la enfermedad, una de las cinco principales causas de muerte en el mundo, que en un 30 por ciento de los decesos se debe a cinco factores de riesgo comportamentales y alimentarios: índice de masa corporal elevado, consumo insuficiente de frutas y verduras, falta de actividad física y consumo de tabaco y alcohol, y, por lo tanto, pueden prevenirse.

factores_de_riesgo

En su cuarta edición (la primera se publicó en 1987), el dodecálogo incluye aquellas recomendaciones que cualquier persona puede seguir sin requerir de ninguna habilidad especial o extra, y entre más consejos sigan, menor es el riesgo de desarrollar algún tumor cancerígeno. Fue realizada por especialistas en el tema, epidemiólogos, investigadores del comportamiento, científicos y otros expertos de la Unión Europea en un esfuerzo de organización multidisciplinaria de dos años.

1. No fumes, no consumas el tabaco en ninguna de sus formas. El tabaco es la principal causa prevenible de muerte a nivel global, cada año causa cerca de 6 millones de decesos, así como un daño económico de más de medio trillón de dólares.

2. Haz de tu casa un sitio libre de humo. Apoya la integración de políticas anti-humo en tu lugar de trabajo. Los fumadores pasivos puedes desarrollar desde irritación nasal, enfermedades del oído, problemas en la reproducción femenina, hasta cáncer de pulmón y afecciones del corazón.

3. Toma acciones para tener un peso sano. Conoce si tienes un peso adecuado través del Índice de Masa Corporal (IMC), que se calcula con la altura y peso de una persona. El nivel de IMC considerado sano para adultos es de 18.5 a 25 kg/m2.

4. Sé físicamente activo en tu vida diaria. Limita el tiempo que pasas sentado. Realizar actividad física diaria reduce el riesgo de cáncer de colon, endometrio, seno, riñón, pancreas, esófago y vesícula biliar.

5. Lleva una dieta sana: -Come mucho granos integrales, legumbres, verduras y frutas. -Limita los alimentos con alto contenido calórico (altos en azúcar y grasas) y evita las bebidas azucaradas -Evita carnes procesadas; limita la carne roja y alimentos con alto contenido de sal.

6. Si bebes alcohol de algún tipo, limita tu consumo. No beber alcohol en lo absoluto, es lo mejor para la prevención del cáncer. De acuerdo con la OMS, no hay ninguna duda de que el consumo de bebidas alcohólicas incrementa las posibilidades de desarrollar cáncer como el de boca, esófago, garganta, hígado, mama e intestino grueso.

7. Evita tomar mucho el sol, especialmente para los niños. Usa protector solar y no utilices camas de bronceado. Es difícil precisar cuánto es “mucho sol”, pues todo depende de las características de la piel del individuo y de la intensidad de los rayos. Pero el daño se incrementa cuando la exposición es de mayor tiempo, y si se hace cuando el sol está más fuerte, que es generalmente entre las 11 de la mañana y las 3 de la tarde, y en los meses de verano.

8. En tu sitio de trabajo protégete en contra de las sustancias causantes de cáncer siguiendo las instrucciones de salud y seguridad. Entre los contaminantes químicos más comunes están todas las formas de asbesto, benceno, escape del motor diesel y los hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP); contaminantes del agua y de los alimentos, como el arsénico y compuestos de arsénico inorgánicos; y los contaminantes orgánicos persistentes (COP), como las dioxinas.

9. Averigua si estás expuesto a la radiación por los niveles naturalmente altos de radón en tu hogar y toma acciones para reducirlos. El radón es un gas natural radioactivo que se produce en la corteza terrestre, que no puede ser detectado por los seres humanos pues no tiene color ni olor, pero se puede medir por su radioactividad y aumenta el riesgo de cáncer de pulmón.

10. Para las mujeres: -Amamantar reduce el riesgo de que la madre padezca cáncer. Si puedes, amamanta a tu bebé. -La Terapia de Reemplazo Hormonal (generalmente usada en la menopausia) incrementa la probabilidad de padecer algunos tipos de cáncer, limita su uso.

11. Garantiza que tus hijos formen parte de programas de vacunación para: -Hepatitis B (para los recién nacidos) -Virus del Papiloma Humano (para las niñas)

12.- Forma parte de programas de detección de cáncer: -Cáncer intestinal (Hombres y mujeres) -Cáncer de mama (Mujeres) -Cáncer cervical (Mujeres)

Fuente: Sinembargo

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *