El valor de la familia

 

Cuando decidimos formar una familia debemos saber que esto significa cuidar de sus integrantes: padres, hijos, abuelos, tíos, primos; aceptar la responsabilidad de vigilar el bienestar de todos ellos;  convenir en pasar por las buenas y las malas, juntos.  La Unidad de todos sus miembros es la base de su existencia.  Si las personas asumen su pertenencia a una familia y lo hacen con alegría, difícilmente entrará ahí la discordia, la envidia, el conflicto.  La Unidad de todas las familias, dentro de los mismos parámetros, constituirá una sociedad equilibrada y segura

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *