¿A quién le conviene que vivamos solos?

 Hoy en día es importante convencer a las personas que es deseable vivir solas. La razón es que se consumen: 38% más de alimentos,  42% más de materiales empacados, 55% más de energía, 61% más gas por persona, que una familia integrada por cuatro personas.  

El divorcio es un mercado que va en crecimiento. Cuando la familia se disuelve, es necesario proveerse de dos casas, dos coches, dos lavadoras, dos televisores. Van siendo ya pocas las familias que compran sus cosas para una sola unidad familiar.
Vivir junto con una pareja esperando tener una relación a largo plazo parece cada vez más imposible.  Lo que logran con esto las fuerzas del capitalismo es debilitarnos, aislarnos y desconectarnos.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *