¿Por qué la tristeza es más duradera que otras emociones?

Como seres humanos experimentamos una serie de emociones:  felicidad,  temor,  ira, vergüenza, tristeza, sorpresa, etc.  De todas estas la tristeza es provocada por un hecho traumático: muerte, accidente, fracaso.  Estos hechos requieren de un proceso que puede durar mucho tiempo y la persona puede sufrir recaídas.  En los casos de otros emociones, como la sorpresa, el disgusto, el aburrimiento, éstas suelen  ser muy efímeras. Los estudios revelan que no todas tienen la mismo duración, por ejemplo, el sentimiento de culpa dura más que la vergüenza, y la ansiedad más que el miedo.
tristeza
«Rumiar la experiencia es el factor que determina por qué unas duran más que otras. Las emociones asociadas a altos niveles de reflexión serán las más largas», explicó el doctor Verduyn.  
Resulta interesante darse cuenta que la tristeza es la emoción que dura más tiempo ya que tenemos tendencia a rumiar los hechos que nos provocaron la tristeza. El tedio es una de las emociones que pasan más rápido, aunque nos parezca que el tiempo se detiene cuando nos aburrimos.

La lección a aprender, según este artículo, es que las emociones nunca durarán para siempre.
Nosotros decimos que podemos clasificar nuestras emociones y aprender a manejarlas desde un nivel más reflexivo con la mente y el corazón, llevándolas a un nivel más humano, y no en forma «visceral», cuyos resultados luego tenemos que lamentar. 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *