15 curiosidades sobre la depresión

La depresión es uno de los mayores problemas de nuestra era, mucha gente sufre depresión y de hecho el riesgo de que alguno de nosotros la padezca en algún momento de nuestras vidas (según el DSM-IV) es de un 10-25% (en mujeres) y un 5-12% (en hombres) más o menos, aunque aun así la mitad de los que lo sufren no acuden a pedir ayuda.

 Si bien es cierto que todo el mundo sabe (o cree saber) lo que es la depresión, lo cierto es que mucha gente no se da cuenta de que la sufre y otro tanto se auto diagnostican cuando no toca.

DIAPO_DE_SINTOMAS_DE_LA_DEPRESION

La depresión incluye síntomas como alteraciones del sueño y el peso (apetito), desesperanza, tristeza, dificultades para disfrutar o interesarse en las actividades del día a día, disminución del interés en el sexo, fatiga, sentimientos de inutilidad o culpa, problemas de concentración, pensamientos recurrentes pesimistas e incluso ideación suicida.

Aunque los episodios depresivos aparecen en otros trastornos (por ejemplo el bipolar), el trastorno más común es el trastorno depresivo mayor.

La información incorrecta puede guiarnos por un camino erróneo o estigmatizar a los que sufren de este problema, por ello hoy comentaremos 15 aspectos que tal vez no conocías sobre la depresión.
1- Estar deprimido no solo es estar triste.

Los síntomas pueden variar de una persona a otra, puede haber problemas psicomotores (de las funciones cognitivas y el movimiento), como por ejemplo enlentecimiento y problemas de concentración o hiperactividad (estos serían típicos de la depresión catatónica), problemas para dormir, baja energía, cambios en el apetito, etc… De hecho incluso hay sujetos que pueden manifestar no sentir nada, estar como embotados, mientras otros manifestaran sufrir mucho y llorar.
2- ¿Quién sufre depresión?

Al contrario de lo que se suele pensar, teniendo en cuenta ciertos factores de riesgo, cualquiera puede sufrir depresión, no por ser de una clase social más alta o de una raza determinada nos vamos a librar, es un problema que nos afecta a todos.
3- El suicidio.

El 11% de los trastornos depresivos desencadenan en un suicidio (según Thornicrof G. et al. 1993). De hecho sufrir depresión multiplica por 5 el riesgo de suicidio, además de estar asociada (la depresión crónica) con una tasa de mortalidad (general) más alta.
4- Tener depresión no es el fin de tu vida.

Tener depresión no significa que no vayas a poder seguir adelante o que tengas que dejar de lado tu trabajo, tu familia, tus objetivos, hay gente que lo hará temporalmente, pero muchos otros no, por ejemplo, seguro que muchos de nosotros no nos imaginamos que Brad Pitt, J.K. Rowling o Oprah Winfrey sufrieron depresión. La depresión se puede tratar y permitirte seguir con tu vida.
5- La depresión es cara.

Los costes de la depresión para el sistema sanitario son muy altos. Aparte las bajas laborales cuestan dinero a las empresas. Se estima que en 2002 los costes de los trastornos del estado de ánimo (en conjunto) alcanzaron los 2.332 millones de euros, siendo los costes directos sanitarios de 648 millones de euros. Un motivo más para que el gobierno promueva la prevención y el diagnostico precoz, más vale prevenir que curar y además supondría un gran ahorro. La media de coste por habitante en Europa es de 253€ (en 2006).
6- La depresión post-parto no es un mito.

La depresión post-parto o los “baby blues” afectan a 1 de cada 10 madres. Es muy importante en estos casos buscar ayuda.
7- Las mujeres son más propensas.

Como hemos visto ya en la introducción las tasas de incidencia son mayores en mujeres. Aunque la depresión puede aparecer a cualquier edad, se produce un pico alrededor de la treintena.
8- La depresión aumenta el riesgo de sufrir un infarto.

La depresión está asociada a muchos problemas de salud, con asociada nos referimos a que tiene altas tasas de comorbilidad (con diabetes, cáncer, problemas musculares y cardiovasculares) o que aumenta el riesgo de padecerlos, debido a que empeora el estado físico, pudiendo incluso afectar al rendimiento del sistema inmune. En mujeres también aumenta la probabilidad de padecer enfermedades psicosomáticas. También existe comorbilidad alta con otros trastornos psicológicos como la ansiedad por ejemplo. De la misma manera aparece la relación a la inversa, las personas con enfermedades crónicas tiene tasas más altas de depresión.
9- La depresión no es solo de adultos.

La depresión aparece también en la adolescencia y en la infancia (aunque no es tan frecuente), presentando mayoritariamente los mismos síntomas con alguna modificación, por ejemplo son más frecuentes los síntomas somáticos o la irritabilidad, pudiendo presentar alteraciones del comportamiento de forma más frecuente.
10- En ocasiones no desaparece.

Hay muchos tipos de evolución para la depresión, hay personas que presentarán un cuadro muy grave y se curarán no volviendo a padecerlo, otros pueden tener un episodio algo más moderado pero que dure años o los hay que tendrán episodios recurrentes con episodios de mejoría intermedia. Nunca se sabe, pero si es cierto que hay gente que puede requerir continuar con la medicación durante largos periodos de tiempo,

pues de hecho se suelen tardar entre unas 10-12 semanas en conseguir que la medicación pueda iniciar la remisión, siendo básica la terapia por supuesto. La depresión no se cura de un día para otro pero es posible, con tiempo, y sin duda se vuelve mucho más manejable de forma temprana con la terapia, pero no esperemos su desaparición de un día para otro, aunque esto no debe desanimarnos.
11- Depresión (Trastorno Depresivo Mayor) y Trastorno Bipolar no son lo mismo.

El trastorno Bipolar requiere de historia o presencia de episodios de manía o hipomanía (que para entendernos serían lo opuesto a la depresión), este trastorno comparte en una de sus fases (la depresiva) los síntomas de un trastorno depresivo, pero no es lo mismo y debemos dejar de usarlos indistintivamente.
12- El ejercicio físico mejora la depresión.

¿Por qué? Porque libera endorfinas en el cerebro que desencadenan una sensación positiva sobre el organismo. Además reduce la ansiedad, ayuda a dormir mejor, mejora la autoestima, etc… Cuando estés triste ves a caminar o al gimnasio un rato! ¡El yoga y similares son también una buena opción!
13- ¿Cómo se diagnostica?

No hay pruebas de laboratorio o análisis que lo detecten, el diagnóstico es a juicio clínico del profesional (psicólogo o psiquiatra), que realizará la evaluación en forma de entrevista, pudiendo utilizar diversos test o escalas, cuestionarios o similares para completar la evaluación, basándose en el cumplimiento de unos criterios establecidos para el diagnóstico de este trastorno sobre una consistente base teórica.
14- Las causas ocultas…

Mucha gente desconoce que la depresión puede aparecer como síntoma secundario (no primario) a otros problemas, por ejemplo, medicamentos como los esteroides pueden inducir síntomas depresivos, problemas orgánicos (tumores) o otras causas pueden estar enmascaradas por la depresión. Aunque esto no es lo más frecuente. También los propios medicamentos para la depresión pueden presentar riesgos, por ejemplo algunos (se conoce cuales y casi no se utilizan) pueden aumentar el riesgo de suicidio, sobretodo en sujetos jóvenes.
15- La resiliencia puede ser algo bueno.

La resiliencia como rasgo de personalidad es un factor protector para padecer una depresión, es decir el que posee este rasgo es menos propenso a desarrollar cuadros depresivos, esto se cree es en parte porque la resiliencia implica mayor creencia en uno mismo, seguridad y no rendirse ante la adversidad. Lo interesante es que esta capacidad resiliente es parte de lo que se entrena en la terapia, pudiendo así dotar al sujeto de factores de protección para futuros episodios.

Como veis hay mucho más detrás de la depresión de lo que uno puede pensar, pero es bueno saber del tema pues la probabilidad de que algún amigo, conocido o familiar la padezca en algún momento es alta, y es importante estar atentos.

Fuente: Creadess

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *