¡REPARTE FLORES! (poesía)

 

Existen dos formas de amor: el que es condicionado y el que es incondicional.  El amor condicionado es totalmente válido.  Te amo por tu forma de ser, por la relación que tenemos, por lo que sentimos y compartimos.  Se puede derivar de ello toda una vida plena.  El amor incondicional es mucho más profundo y quiere decir, te amo por ti.  
El amor incondicional parece difícil, pero podría resultar, si dejáramos a un lado la crítica, la evaluación, los cálculos personales.  Y en este intento, dejar que brote de nuestro interior y se exprese con una mirada, o una sonrisa, a todas las personas que encontramos en nuestro camino, en la calle, en el trabajo, en las actividades diarias.
Seguramente este es el camino para un mundo mejor

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *