LOS BUENOS Y LOS MALOS ANTE EL PLANETA

Nuestro consumo determinará el destino del hombre y del planeta.  Se ha vuelto prioritario reducirlo, olvidándonos de todo lo que sea superfluo.  Según este estudio, los latinoamericanos hemos respondido favorablemente al llamado, mientras que los países industrializados avanzan muy lentamente.  Nuestra tarea es formar a los niños como seres humanos preocupados por sus semejantes, dándole al consumo el lugar que le corresponde:  comprar para suplir nuestras necesidades básicas

buenos-malos

La preocupación por los problemas ambientales se incrementó, aunque los consumidores no cambian sus hábitos o lo hacen muy lentamente, según un estudio realizado por National Geographic Society y GlobeScan.

«La preocupación ambiental ha aumentado desde 2012: Sesenta y uno por ciento de los consumidores a nivel mundial ahora dicen que están muy preocupados por los problemas ambientales en comparación con el 56 por ciento en 2012″, refieren los resultados. 

Respecto a 2008, cuando la encuesta se realizó por primera ocasión, el comportamiento del consumidor sostenible presenta un aumento, que sugiere que el cambio positivo ocurre en todo el planeta, aunque con lentitud.

La alerta se enciende si se toma en cuenta que el comportamiento sostenible disminuyó en cinco países de los 17 encuestados en 2012: Canadá, China, Alemania, Japón y Estados Unidos.

Sólo el modo de consumir de los estadounidenses se ubica como el menos sostenible de todos los países encuestados desde el inicio del estudio Greendex en 2008.

Los ejemplares

El progreso en el consumo sostenible es ejemplar en la población de India, seguido por el consumo de los chinos y de la población en Corea del Sur.

El cuarto lugar lo tiene la población de Brasil, antes de la población argentina.

Según los resultados del Greendex 2014, más y más consumidores están adoptando los alimentos locales y orgánicos para aligerar su huella ambiental en la categoría de alimentos.

Casi todos los consumidores creen que tenemos que cambiar la forma de producir y consumir alimentos con el fin de alimentar a una población creciente, y muchos dicen que es muy importante saber cómo y dónde se producen sus alimentos. Sin embargo, relativamente pocas personas dicen que lo hacen.

Los mexicanos

– La población en México ocupa la posición 6 en el Greendex 2014.
– En cuanto al tema de bienes, respecto a 2010, una mayor proporción de mexicanos prefiere reparar las cosas en lugar de reemplazarlas cuando se rompen.
– Desde 2009, los mexicanos creen cada vez más que vale la pena el costo adicional de productos ecológicos. 
– En el tema de alimentación, los mexicanos han aumentado su frecuencia en el consumo de productos cultivados localmente.
– El consumo de frutas y verduras ha aumentado tras un descenso registrado en 2009.

El Greendex fue lanzado en 2008 para informar a los consumidores de todo el mundo y motivar decisiones sostenibles. Se explora el comportamiento del consumidor individual y el estilo de vida materiales, así como los comportamientos que más contribuyen al impacto ecológico global del consumidor, por ejemplo, el tipo de auto que conduce, la forma de calentar su casa y tipo de alimentos que consume.

Los consumidores pueden calcular sus propias partituras Greendex en el sitio web de National Geographic y comparar sus puntuaciones con otros consumidores de todo el mundo:http://environment.nationalgeographic.com/environment/greendex/calculator/.

También pueden examinar los resultados de la encuesta Greendex por país, medir su conocimiento de las cuestiones ecológicas y obtener consejos sobre un estilo de vida más ecológico: www.nationalgeographic.com/greendex.

Fuente: Ngenespañol

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *