EL PEZ DE LA SANACIÓN

La naturaleza ha puesto todo a nuestro alcance.  ¿Por qué no nos hacemos uno con ella y dejamos de contaminarla y destruirla?  Además trabajando junto con ella, podemos encontrar un sin fin de soluciones a nuestros problemas. El ejemplo es la doctora, “Ruth Lizzeth, del Instituto Politécnico Nacional, quien con dedicación y trabajando en colaboración con la naturaleza hizo esta aportación a la ciencia

carpa-638x336

Una investigadora descubrió que las células de un pez tienen la capacidad de combatir enfermedades.

Las células fueron primero descubiertas por el japonés K. Moro, en ratones y humanos, y ahora, la mexicana Ruth Lizzeth Madera Sandoval logró el descubrimiento en la carpa común.

El hallazgo se trata de células linfoides asociadas al tejido graso (FALC, por sus siglas en inglés), las cuales generan citosinas, unas pequeñas sustancias que propician una función inflamatoria o antiinflamatoria, implicadas en muchos procesos del sistema inmune -el que permite a los humanos defenderse de lo extraño que ingresa al organismo-.

Entre las funciones de las FALC destaca la defensa contra parásitos o helmintos intestinales, que ingresan a nuestro organismo. Las FALC hacen que las células se inflen y expulsen a los helmintos.

Las células linfoides, expone Ruth Lizzeth Madera, convocan a otras, un subgrupo de células sanguíneas llamadas eosinófilos, que tienen gránulos que matan a los gusanos y demás parásitos que normalmente se encuentran en el intestino.

Otra propiedad de las FALC es que pueden combatir enfermedades alérgicas como el asma.

Ruth Lizzeth, estudiante de maestría en el Instituto Politécnico Nacional, resalta que su descubrimiento es una aportación de la ciencia mexicana al mundo

Fuente: Ngenespañol

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *