Cuando trabajamos en equipo

Cuando formamos parte de un grupo ya sea de estudio, deportivo, profesional, recreativo, nos tenemos que enfrentar a las diversas posturas de los integrantes: su manera de ser, sus creencias, sus costumbres, hasta la manera de hablar.
La verdad es que no siempre congeniaremos con todos ellos y hasta llegaremos a sentir fuertes diferencias; sin embargo, en esos casos lo mejor es tratar a toda la gente con apertura y respeto, conscientes que todos formamos parte de un grupo con los mismos objetivos.
El camino a seguir es mantener la mente abierta, escuchar la opinión de los demás, aunque no estemos de acuerdo; darles la oportunidad de expresarse y sobretodo darnos la oportunidad de sopesar sus puntos de vista. Debemos entender que más importante que tener razón es la capacidad de aceptar las ideas de los demás y andar todos unidos en la misma dirección

Trabajo en equipo cordada

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *