Actividades para mantener despierta la mente de los niños en verano

Estimular y ejercitar el cerebro durante las vacaciones es crucial, sobre todo para los niños. Durante la infancia, el cerebro es muy dinámico y tiene una gran capacidad de aprendizaje, por ello es importante que en la época estival, los padres habitúen a los niños a realizar actividades que estimulen y beneficien su actividad mental. Toni Roca, coordinador de educación secundaria en Oak House School afirma «lo que no se ejercita, se oxida. No hay que dejar de adiestrar la memoria, la capacidad de atención, estimular al niño, despertarle interés».

Estas actividades son útiles para que los niños no olviden lo que han aprendido, y sigan manteniendo una mente activa y adquiriendonuevos conocimientos. De esta forma, la incorporación posterior al nuevo curso escolar les será más fácil y podrán afrontar el verano con una batería de actividades distintas y estimulantes.

juegos

Para ello se requiere un cambio de actitud y de mentalidad, ya que durante esta época, los niños dejan a un lado los libros y buscan relajarse, sus mentes empiezan a perder el ritmo de concentracióny al volver a clase les resulta difícil atender. Los niños creen que las vacaciones son sólo para descansar y se muestran reticentes a realizar actividades relacionadas con la escuela pero hay varias formas lúdicas para que los hijos mantengan la mente despierta.

Desde el colegio Oak House School recomiendan una serie de actividades que pueden realizar los hijos para que su mente continúe activa y despierta.

Rompecabezas, crucigramas o sudokus

Este tipo de juego ayudan al niño a mejorar la memoria y a mantener en óptimo estado las funciones cognitivas. Son juegos que estimulan y promueven la agilidad mental, y además ayudan a mantener la mente despierta y alerta mientras se juega. Son una alternativa muy buena para las vacaciones de verano que hace que el niño ejercite el cerebro y lo mantenga activo.

 

Los videojuegos también ayudan

Pese a lo que pueda parecer, los videojuegos ayudan a los niños a mantener la mente activa y despierta centrada en una situación concreta que está desarrollando. Los videojuegos no deben ser una prohibición, pero es recomendable mantener horarios de uso como máximo de un par de horas diarias.

Los videojuegos ayudan a los noños a fomentar la creatividad y la imaginación y pueden llegar a despertar el gusto por la música, el deporte o el baile. Además, muchos de ellos ya aumentan su capacidad de psicomotricidad e incluso muchos realizan ejercicio con ellos.

 

Lectura, naturaleza y turismo

La lectura es una actividad muy buena para el verano ya que el niño tiene la oportunidad de elegir el libro que quiere leer y alejarse de las exigencias escolares. En este sentido, es bueno alejar al niño de los horarios de lecturar y dejar que lea el libro en todo un mes o periodo vacacional para que descubra el placer de leer por ocio. Leer favorece la concentración, alimenta la imaginación y la empatía.

Por otro lado, el contacto con la naturaleza les ayuda a estimular la creatividad y a conocer nuevos conceptos. Hacer senderismo o excursiones forma parte de un proceso de aprendizaje natural que ayuda a mantener su mente activa. La opción de un campamento siempre es buena.

 

Deporte y alimentación

El deporte no solo mantiene en forma el cuerpo, sino también la mente. Nadar, montar en bicicleta, correr o saltar a la comba, son ejercicios fáciles de practicar que se pueden realizar sin darse apenas cuenta.

Además, si se tiene en cuenta la alimentación el cerebro estará mucho más sano ya que comer muchas golosinas y helados puede ser perjudicial. En cambio, los ácidos grasos del pescado o las nueces nutren de forma extraordinaria el cerebro.

Fuente: ABC

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *