¿Obligar o influir?

Visualmente podemos entender que influir es mejor que forzar. Dialogar mejor que regañar. Escuchar a los demás es mejor que pensar que solo nuestra opinión vale y así podríamos llegar al infinito.  Siempre hay una manera de lograrlo todo con empatía en todos los ámbitos, y no con dureza, mal carácter, queriendo imponer nuestro egocentrismo a los demás.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *