Comunicación con prudencia

La comunicación siempre ha estado a la base de la evolución del ser humano.  Hoy en día contamos con estos increíbles medios para estar en conexión con cualquier persona en cualquier lugar del mundo, sin la intervención de intereses de control preestablecidos.  Esta nueva generación ha regresado a la comunicación escrita, epistolar, instantánea, con sus mensajes de texto.   Pero atención, esta forma de interactuar nunca reemplazará la comunicación en vivo y en directo con nuestros semejantes que nos permite aprender a relacionarnos, a estudiar al otro, a desarrollar nuestra empatía, en suma, aprender a amarlo.

Y por último la consabida advertencia: esta nueva forma de comunicación debe manejarse con sensatez, prudencia y una gran responsabilidad

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *