Quino gana el Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2014

Comentario:

Sin duda un merecido premio para Quino que nos ha llevado con su tan característico humor a reirnos y a la vez tomar consciencia de los problemas que pasan a nuestro alrededor. Felicidades para Quino que este año cumple 50 años de deleitarnos con Mafalda

quino-gana_el-premio-principe-de-asturias

El dibujante y humorista argentino Joaquín Salvador Lavado Tejón “Quino” resultó ganador del Premio Príncipe de Asturias de Comunicación y Humanidades 2014, galardón en el que estuvo como finalista el periodista mexicano Jacobo Zabludovsky.

El jurado, integrado entre otras personalidades por el rector de la Universidad Nacional Autónoma de México, José Narro; el presidente del Colegio de México, Javier Garcíadiego Dantán y el presidente de la Agencia EFE, José Antonio Vera, dio a conocer su fallo en Oviedo, norte de España.

De acuerdo con su biografía, Quino nació en la región andina de Mendoza (Argentina) el 17 de julio de 1932, aunque en los registros oficiales, es anotado el 17 de agosto. Desde su nacimiento fue nombrado Quino para distinguirlo de su tío Joaquín Tejón, apreciado pintor y diseñador gráfico, con el que, a los tres años de edad, descubrió su vocación. A los trece años se matriculó en la Escuela de Bellas Artes, pero en 1949, “cansado de dibujar ánforas y yesos”, abandona la escuela y piensa en una sola profesión posible: dibujante de historieta y humor.

Determinado firmemente a lograr sus objetivos, a la edad de 18 años se trasladó a Buenos Aires en busca de un editor dispuesto a publicar sus dibujos, pero pasaría tres años de penurias económicas antes de ver su sueño hecho realidad.

En 1954 publicó su primera página y desde entonces y hasta la fecha sus dibujos de humor se vienen publicando ininterrumpidamente en infinidad de diarios y revistas de América Latina y Europa. En 1963 apareció su primer libro de humor, “Mundo Quino”, una recopilación de dibujos de humor gráfico mudo con prólogo de Miguel Brascó. El mismo Brascó lo presentó a Agens Publicidad, que buscaba a un dibujante para que creara una historieta “mezcla de Blondie y Peanuts” para publicitar el lanzamiento de una línea de productos electrodomésticos llamados Mansfield.

Esta fue la razón por la que el nombre de algunos de los personajes debían comenzar con la letra M, de ahí Mafalda. Agens no hizo su campaña, pero Quino se quedó con unas pocas tiras que le serían útiles unos meses después, cuando diera vida al personaje que lo haría famoso.

Fuente: Sinembargo

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *