Día de la Concientización Respecto al Ruido

DiadelaConcientizacionRespectoalRuido

El ruido se convirtió en un enemigo de la productividad, el crecimiento de las empresas y la salud de los habitantes de la Ciudad de México, a tal grado que 70% de los oficinistas sufre alguna afectación laboral o física.

Un estudio de inmobiliaria Grupo Xtra reveló que sonidos generados por audífonos, el volumen alto de pantallas o equipos de sonido ambiental, los timbrazos del teléfono y alarmas; los gritos entre empleados y la estridencia del exterior (autos, aviones, maquinaria y obras públicas) provocan una pérdida de hasta 33% de la eficiencia laboral.

“El personal pierde la concentración, padece estrés, cae en conflictos o problemas de actitud, incumple sus metas y es vulnerable a enfermedades como hipoacusia sensorial o disminución del nivel de audición, dolor de cabeza y cansancio”, indicó el documento titulado Ruidos que matan.

Comentario:

La contaminación auditiva es un problema que está creciendo día tras día y como vemos en este artículo se agudiza y es causante de males como la sordera, el estrés, insomnio etc. En las grandes ciudades casi el 80% de las personas sufren de algún tipo de sordera. (http://www.slideshare.net/Monsemejia/contaminacion-auditiva-5408230), Este problema es muy grave y aunque la construcción de edificios, el trafico, son factores de dicha contaminación, hoy en día el primer culpable es el uso de audífonos. Lo vemos a diario en los transportes públicos, en la calle, en todas partes, los jóvenes los usan constantemente. No es siempre el caso, pero muchas veces lo hacen para aislarse, para escapar de la realidad, para olvidar quiénes son y cuál sería su futuro: no encuentran algo que les dé esa razón para luchar, se aíslan y nosotros ayudamos a ese aislamiento.

Necesitamos que tanto los jóvenes como los adultos comprendan que vivir en sociedad, que departir y compartir con los demás es la mejor parte de nuestra vida y la que más alegría nos proporciona, cuando estamos cerca de nuestros seres queridos y sentimos que pertenecemos a un grupo, una comunidad que atiende nuestros intereses y necesidades. Es urgente crear una sociedad así para todos. Podemos empezar por la casa, siendo unos padres respetuosos y considerados, aprendiendo a formar a nuestros hijos, enseñándoles a ser responsables, pero siempre dentro del principio del amor. 

Liliana Silva, directora de Mercadotecnia de dicha empresa, explicó que los oficinistas del DF y el área metropolitana están expuestos ruidos que alcanzan entre 60 y 80 decibeles, cuando éstos no deben rebasar entre 10 y 30 decibeles. Para ejemplificar el problema, apuntó, basta con saber que el claxon de un automóvil genera 100 decibeles y el uso de audífonos –para escuchar– suma entre 60 y 70 decibeles.

El problema, apuntó, es que sólo 30% de las empresas son conscientes de tal situación y la mayoría se da cuenta hasta que sus trabajadores se enferman, tienen alguna crisis por enfermedades preexistentes: diabetes, presión arterial, males gatrointestinales o estrés. Lo cual mata la productividad y genera pérdidas.

Causas y daños

Los estudios más recientes advierten que:

• Las oficinas mal diseñadas, construidas con materiales que no aislan sonido (tablaroca o plásticos), provocan la pérdida de concentración, estrés, mal humor e irritación por ruidos, vibraciones de alarmas, sistemas del aire acondicionado, pantallas y aparatos telefónicos.

• Uso de audífonos y música ambiente. Los empleados que emplean estos aparatos –aunque no lo reconocen– tardan más tiempo en terminar sus labores, porque dividen su atención y pierden contacto con el resto del proceso productivo. Hay personas que deben ser tocadas en el hombro para saber que les están hablando.

• Ruidos exteriores. El tráfico vehicular, las vibraciones acústicas de máquinas o sistema de ventilación, los cuales suman entre 40 y 80 decibeles, interrumpen las actividades mentales, la lectura y los procesos mentales.

• Tales condiciones, duplican el riesgo de estrés y enfermedades. Las áreas más afectadas: la creatividad, finanzas, jurídicas, diseño y contabilidad.

Análisis… Millones de personas afectadas

Jonatan Salomón Turquie, director general de la firma Comaudi, indicó que 80% de los mexicanos, de 28 a 50 años de edad, ubicados en la Población Económicamente Activa (PEA), sufren algún tipo de pérdida auditiva que afecta su eficiencia laboral y el desarrollo personal.

“El problema es que la mayoría ignora los riesgos que lo anterior conlleva o cree que está lejano a padecer alguna enfermedad por la exposición al ruido.

“Muchas veces el temor, los mitos alrededor de este tema ocasionan aislamiento laboral, social y familiar, pérdida del trabajo y de las capacidades necesarias para alcanzar un nivel de vida digno”, indicó el especialista en soluciones auditivas.

Tips y más tips

Para revertir los daños laborales causados por el ruido y la pérdida de audición, Grupo Xtra y la firma Comaudi recomiendan a las empresas y empleados:

1. Hacer un análisis del ambiente laboral, la infraestructura de la oficina, la distribución del mobiliario y el nivel de ruido que prevalece al interior de las áreas de trabajo.

2. De acuerdo a los resultados obtenidos en el punto anterior, buscar la asesoría de un despacho inmobiliario, de ingenieros o especialistas en el tema para resolver cada uno de los puntos de riesgo auditivo, desde cambios en la distribución del mobiliario o instalación de materiales que absorban el sonido, hasta el reemplazo de alarmas, sistemas de aire acondicionado o equipos de sonido ambiente, que rebasen 30 ó 40 decibeles.

3. Crear manuales de convivencia entre los empleados, cuyo objetivo sea reducir los sonidos provocados por gritos, cambio no autorizado de mobiliario, apertura de ventanas, reproducción de música en la computadora y recomendaciones sobre el empleo correcto de audífonos.

4. Promover un chequeo médico anual a los empleados, que permita identificar y evitar riesgos asociados a la pérdida auditiva, enfermedades crónico-degenerativas, estrés, depresión y, por lo tanto, la reducción de incapacidades, rotación de personal y pérdida de la productividad.

5. Crear programas de capacitación, promoción de actividades deportivas, de recreación y dinámicas que mejoren el ambiente en la oficina y la convivencia entre los trabajadores.

6. Acudir al médico ante las siguientes alarmas: mala concentración o irritabilidad por ruido, problemas para escuchar a sus compañeros a menos de un metro de distancia, pérdida de contacto con otras personas por el uso de audífonos o equipos de música ambiental, aislamiento y necesidad de ver la cara a otras personas para entender lo que te dicen o hablan.

Fuente: Publimetro

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *