La Universidad para APRENDER a tener satisfacción en el Matrimonio

Comentario:

Es realmente importante dedicar todos nuestros esfuerzos a fundamentar las bases para formar un matrimonio estable, pues es de todos conocido que el matrimonio es la base para un desarrollo sostenible, que a su vez garantiza una existencia individual alejada del estrés, manteniendo un equilibrio interno que se refleja en un buen nivel de vida.

Hemos crecido pensando que la base del matrimonio es el sexo, que asociamos firmemente con el amor; así  lo hemos estructurado, sin comprender con precisión qué es el amor.

 Observamos que casi todos los aspectos de la vida dependen del sexo.

 Lo vemos en la cultura, la literatura, la ciencia, las relaciones, y la estructura misma de la sociedad. En otras palabras el sexo, entendido como amor lo determina todo.

Por lo tanto es indispensable aclarar: ¿Qué es el amor? Para empezar, una persona ama lo que le proporciona placer. Esto queda claro. Si algo la hace sufrir, aparta de sí lo que ocasiona el sufrimiento. Me acerco a alguien que amo, deseo establecer una conexión con esa persona, estar junto a ella. Pero en el instante en que descubro que posiblemente esto no me conviene, empieza a enfriarse el sentimiento y me alejo.

Por lo tanto nosotros sentimos que amor es la sensación de placer que recibimos de alguien o de un objeto que me lo proporciona.

¿Será que el amor se compone de todo lo que damos sin esperar nada a cambio, es decir, las pequeñas y grandes acciones que realizamos para los otros?

Es un tema difícil pues aun estamos en ese proceso de descubrir qué es el amor, de otra manera todo ya sería felicidad y plenitud.

quarrel men and women

La vida matrimonial no siempre es fácil. Las relaciones maritales tienen sus entresijos y, en ocasiones, las personas no saben cómo enfrentarse a los retos que estas suponen. Conscientes de esta problemática, la Universidad de Northwestern, en el estado de Illinois (Estados Unidos), puso en marcha en 2001 un curso dirigido a que los estudiantes del propio centro académico obtuviera una mayor satisfacción de sus relaciones y aprendieran a consolidarlas en el tiempo

En un momento en el que las tasas de separaciones se han disparado en todo el mundo, el curso universitario Mariage 101, de once semanas de duración, se erige como el único a nivel universitario que oferta este tipo de especialización. Un dato, en Colombia, según los últimos datos ofrecidos por la Superintendencia de Notariado y Registro, en 2010 se cuantificó un total de 13.346 divorcios, lo que supone 36 al día.

Según Alexandra Solomon, sicóloga familiar y directora del curso, “nuestro objetivo es conseguir que las personas jóvenes sean capaces de configurar relaciones sanas y reducir las posibilidades de que acaben optando por el divorcio una vez formalicen su unión. Como terapeuta, veo cada día la infelicidad que acarrea estar inmerso en un matrimonio problemático. El curso proporciona técnicas y estrategias para que los matrimonios sean más felices”.

Junto a ella, otros cuatro profesores más impartirán el curso presencial. El grupo de académicos son todos docentes del Instituto Familiar de la Universidad de Northwestern y, por lo tanto, sicólogos y terapeutas especializados en temas de la familia y las relaciones interpersonales. “Todos los profesores volcamos nuestra experiencia en las clases que impartimos, dando ejemplos de nuestros matrimonios o relaciones pasadas, con el fin de ilustrar las materias y hacer entender que las relaciones, llegadas a un punto, pueden resultar complicadas para cualquier persona”, indica Salomon.  

Las materias que conforman Marriage 101 abordan temáticas tan complejas como conocerse a uno mismo; fundamentar las bases de la intimidad (también la sexual)  y el amor hacia el otro; manejar situaciones de tensión y conflicto emocional dentro de la pareja; los pormenores de las citas y la elección del correcto compañero de vida; cómo enfrentar los problemas más comunes que se generan dentro de un matrimonio, o el análisis profundo de la infidelidad. Así, esta especialización sobre educación marital se estructura alrededor de siete puntos y argumentos clave, que explica la sicóloga: 

1. El amor no es suficiente. Se intenta romper con la creencia instaurada de que la atracción, las buenas intenciones y la felicidad durante el noviazgo son los pilares básicos sobre los que se fundamentará posteriormente el matrimonio. El amor no es algo intuitivo. Hay que saber amar y ser amado.

2. La importancia de la madurez personal y el autoentendimiento.
 Después de realizar diversas investigaciones y entrevistas con el fin de fundamentar la pertinencia del curso en sus inicios, los encargados del mismo concluyeron que la clave del éxito matrimonial es conocerse a uno mismo y contar con salud emocional.

3. Capacidad para evaluar la compatibilidad con potenciales parejas. El curso se adentra en la importancia de saber elegir al correcto compañero y cómo, con frecuencia, muchas parejas  basan su elección únicamente motivadas por el placer sexual, o a raíz de una excesiva idealización.

4. Las barreras personales que impiden intimar. Debido a que la felicidad en el matrimonio se apoya en la calidad y cantidad de contacto íntimo que se crea entre los miembros de la pareja, es fundamental ahondar en esta y en los desafíos de su consolidación. 

5.  Importancia de la satisfacción y compatibilidad sexual. Análisis profundo de los problemas sexuales más comunes que se generan dentro de la pareja. 

6. Capacidad de comunicación. La facultad de manejar los conflictos es el mayor indicador de la estabilidad y felicidad de un matrimonio, donde la comunicación es fundamental. 

7. Los desafíos que pueden minar o debilitar un matrimonio. Estos comprenden desde los retos diarios a los que hará frente la pareja en el futuro (trabajo, hijos, finanzas del hogar…), hasta problemas más serios como la infidelidad, el alcoholismo, la falta de respeto, etc. 

Fuente: Fucsia

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *