Cómo las plantas influyen en tu conducta

Desde hace tiempo se conoce que las plantas de interior mejoran la calidad del aire: un artículo publicado en 2009 en la revista HortTechnology señala que estos seres fotosintéticos son capaces de reducir los niveles de ozono en el hogar y prevenir muertes evitables -se estima que seis millones de personas fallecen por año por este tipo de contaminación-.

Pero eso no es todo. Otras investigaciones sugieren que esta vegetación no sólo mejora la salud sino que también el estado psíquico y emocional de quienes conviven con ella. A continuación repasamos algunos de los beneficios de las plantas de interior.

1. Mejoran la productividad laboral

Hace unos diez años estudios científicos demostraron que las oficinas con vistas a espacios verdes generan mucha más satisfacción en los empleados que aquellas que no las tienen. Teniendo en cuenta estos antecedentes, investigadores de Noruega acaban de analizar el efecto de las plantas de escritorio en la productividad laboral.

PLANTAS

Para lograrlo, un grupo de voluntarios se sometió a pruebas de atención: algunos tenían plantas cerca de sus ordenadores y otros no. Los primeros mostraron un mejor desempeño en sus tareas, por lo que los autores del estudio recomendaron su incorporación como una forma sencilla y rentable de mantener a los trabajadores concentrados. Investigadores de la Universidad de Michigan coinciden que esto se debe a la ‘teoría de restauración de la atención‘ (TRA), que apunta al rol de la naturaleza en el descanso de la mente.

Desarrollada por Rachel y Stephen Kaplan en su libro La experiencia de la naturaleza: una perspectiva psicológica, la TRA explica que los ambientes naturales contribuyen a sostener involuntariamente la atención, sin demandar esfuerzo alguno. Mientras que en la ‘atención dirigida’ -por ejemplo cuando se trabaja con el ordenador- las personas deben concentrarse para inhibir las distracciones y no desarrollar la fatiga, la ‘atención involuntaria’ que provoca los elementos de la naturaleza -como las nubes, plantas y montañas- generan un beneficio restaurador que se traduce en mayor reflexión y concentración.

2. Reducen la ansiedad y el estrés

Entre los estudios que confirman que las áreas verdes reducen el estrés se encuentran los del profesor Roger Ulrich, quien demostró que las personas hospitalizadas luego de una intervención quirúrgica tienen niveles de recuperación más rápidos si en su ventana se ven espacios naturales en lugar de edificios.

En relación con esto, un estudio realizado en 2008 por investigadores holandeses analizó los efectos de las plantas en las habitaciones de hospital. Luego de medir el estrés y atractivo del espacio percibidos, los autores concluyeron que los pacientes que convivían con estos organismos estaban más relajados en comparación con el resto. Esto se debería a que las plantas son capaces de generar bienestar y transmitir pensamientos positivos.

3. Potencian la creatividad

De acuerdo a un estudio realizado por la Universidad A&M; de Texas y publicado en la revista de la Sociedad de Floristas Americanos, la capacidad de los trabajadores para generar ideas creativas aumenta en ambientes donde hay plantas y flores. Esto se desprende de una prueba realizada sobre un grupo de voluntarios, a los que se les pidió que durante ocho meses resolvieran determinadas tareas en tres entornos cerrados diferentes: uno con vegetación, otro con esculturas abstractas y el último sin ningún adorno.

Como resultado, los hombres que participaron en el estudio generaron un 15 por ciento más de ideas cuando trabajaron en el entorno de plantas y flores, mientras que las mujeres en ese mismo ambiente se mostraron más propensas a desarrollar soluciones creativas y flexibles ante los distintos problemas. 

4. Aumentan la autoestima

Algunos especialistas sugieren que mantener una planta sana y salva conlleva un sentido del logro capaz de mejorar la autoestima. Según Marjolein Elings, de la Universidad de Wageningenen los Países Bajos, cuidar de su vida realza el sentido de autonomía, competencia y responsabilidad, generando sensaciones de satisfacción, orgullo y autoconfianza. Esto puede ser importante principalmente para los ancianos, reduciendo pensamientos negativos relacionados con la soledad, el miedo a la muerte o la falta de vitalidad.

Estas son sólo algunas de las tantas investigaciones que destacan el valor de las plantas y la naturaleza para mejorar la calidad de vida en la ciudad. ¿Qué opinas de las mismas? ¿Crees que la vegetación en interiores puede mejorar tu salud física y mental?

Fuente: Discovery

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *