Tecnología para limpiar agua contaminada

Si observamos nuestra actitud como seres humanos, podremos ver que nadie está pensando en el futuro. Nuestro único deseo es explotar los recursos de la tierra, producir más bienes y luego desecharlos.

 No pensamos que estamos contaminado el agua que bebemos y el aire que respiramos. No hemos aislado emocionalmente del resto de la humanidad  al grado que ni el bienestar general ni el personal nos importa ni nos detiene.

Inclusive en lugares que no son industrializados el medio ambiente está terriblemente contaminado.

Nuestra familia humana consta de alrededor de siete mil millones de personas y tenemos que pensar en todos. Tenemos que preocuparnos por lo que  dejaremos a la siguiente generación y no sólo a nuestros hijos y nietos. En lugar de eso, estamos disfrutando de la vida, estamos consumiendo los recursos vitales sin ninguna reflexión o sentimiento, sin preocuparnos por los que vendrán después de nosotros.

Este es sólo un ejemplo de cuán ciegos estamos, no nos damos cuenta que formamos parte de un todo y que la Madre Naturaleza nos está pidiendo a gritos que cambiemos esa actitud para estar en equilibrio.agua-contaminada

El polímero tiene la capacidad de absorber iones metálicos como plomo y cobre.

José Luz González Chávez, profesor e investigador de la Facultad de Química de la UNAM desarrolla con el quitosano un método eficiente, biodegradable y no tóxico para tratar aguas contaminadas y efluentes industriales.

Explicó que el quitosano es el segundo polímero más abundante en la naturaleza, que forma parte del recubrimiento de camarones, cangrejos, arañas e insectos.

Además es sorbente, es decir, tiene la capacidad de captar contaminantes, especialmente iones metálicos, por lo que es adecuado para retirar metales pesados del agua, como plomo y cobre.

En la conferencia Remoción de contaminantes metálicos utilizando biosorbentes a base de quitosano, en el auditorio del Centro de Ciencias de la Atmósfera (CCA), el doctor en química analítica destacó que, a nivel experimental, ha probado con éxito el uso de hidrogeles y criogeles de ese polímero para tratar aguas residuales.

En un comunicado de la UNAM, detalló que los sorbentes, entre los que se incluyen loshidrogeles y criogeles que son polímeros entrecruzados, son elementos con capacidad para captar contaminantes.

Con base ellos, se desarrollan técnicas en colaboración con el Instituto Tecnológico de Toluca, a fin de tratar distintos elementos presentes en el agua, apuntó.

Hizo hincapié en que con el uso de quitosano ha tenido resultados competitivos respecto a resinas de intercambio comerciales que se utilizan actualmente.

Enfatizó que los productos de quitosano tienen la ventaja de ser biodegradables y también reutilizables.

El investigador adscrito al Departamento de Química Analítica de la Facultad de Quìmica, planteó que el tratamiento de aguas residuales es un reto que aumenta de forma gradual en complejidad.

Lo anterior debido a que el líquido se contamina con agentes tóxicos de diversos orígenes como hidrocarburos, colorantes, metales pesados, plaguicidas, materia orgánica, productos químicos domésticos y desechos radiactivos.

Por ello, el uso de materiales biodegradables y de bajo costo representa una alternativa para atender esta problemática, apuntó.

Fuente: QUO

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *