¿Adiós al envejecimiento?

La búsqueda de la fuente de la juventud data de los albores de la humanidad. En realidad, estos científicos australianos y estadounidenses continúan con este afán de muchas generaciones.

Debemos ser conscientes que la vida es un proceso, que tiene un propósito y es parte de todo un ciclo creativo; nuestra egolatría realmente es increíble, al grado que nos impulsa a querer burlar a la vida y a la muerte, procesos inmutables, cuyos verdaderos propósitos son un misterio total para cada uno de nosotros.

Debemos tener claro que las leyes en la naturaleza no son como las leyes que creamos nosotros, las cuales modificamos y alteramos o cambiamos de acuerdo a nuestras conveniencias.

El envejecer es un proceso que no está a nuestro alcance detener, pero envejecer y no crecer, ese sí es un problema. Un poema dice que labramos mucho el oro, no así el alma.  Tal vez deberíamos ocuparnos más de fortalecer nuestra interioridad e intentar edificarnos como personas bondadosas,  comprometidas con el bienestar de la humanidad.

envejecerLa investigación hecha en ratones aumentó su energía y redujo sus inflamaciones.

Científicos australianos y estadounidenses lograron revertir el envejecimiento muscular en los ratones y esperan poder realizar pruebas clínicas con seres humanos a finales del 2014, informaron hoy medios locales.

El equipo liderado por David Sinclair, de la Universidad de Nueva Gales del Sur, Australia, y quien realizó esta investigación en la Facultad de Medicina de Harvard, Estados Unidos, desarrolló un compuesto que podría, eventualmente, lograr que un ser humano de 60 años se sienta como uno de veinte.

En el laboratorio, este compuesto químico dio mayor energía a los ratones, dio tonicidad a los músculos de los roedores, les redujo las inflamaciones y mejoró significativamente su resistencia a la insulina.

He estudiado el envejecimiento a nivel molecular por casi veinte años y nunca pensé que vería que el envejecimiento pudiera revertirse. Pensaba que sería afortunado si lo desaceleraba un poco”, dijo Sinclair a la cadena australiana ABC.

Los investigadores también analizaron en ratones ancianos enfermedades como la diabetes, la atrofia y debilitamiento muscular, e inflamaciones que pueden ser el detonante de enfermedades como la artritis.

El estudio allana el camino para nuevos tratamientos contra enfermedades vinculadas al envejecimiento como el cáncer, la diabetes tipo 2, así como enfermedades inflamatorias y deterioro de los músculos.

Todos esos aspectos del envejecimiento fueron revertidos en una semana y eso representa un resultado abrumador”, indicó el experto que explicó que su equipo logró identificar una nueva causa del envejecimiento particularmente prevalente en los músculos, entre ellos el corazón.

En la investigación publicada en la revista “Cell”, Sinclair y su equipo ubicaron esta causa en la comunicación entre los cromosomas del ADN del núcleo de la célula y los del ADN de las mitocondrias, encargadas de suministrar la mayor parte de la energía necesaria para la actividad celular.

Lo que descubrimos es que en el proceso de envejecimiento estos cromosomas no se comunican entre sí”, precisó Sinclair.

Los investigadores contrarrestaron este efecto con una molécula que elevó en los ratones los niveles de Nicotinamida adenina dinucleótido (NAD).

El NAD, que se mantiene en niveles altos en edad joven con una dieta adecuada y ejercicio, disminuye con el envejecimiento, como fue el caso de los ratones, hasta un 50%.

El equipo de Sinclair espera realizar las pruebas clínicas a finales del próximo año, pero desconocen cuándo este componente podría estar a disposición del público

Fuente: QUO

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *