La más tierna manifestación contra el bullying

Danny Keefe, un estudiante de primero de primaria en Massachusetts, era objeto de acoso en su escuela. Un impedimento del habla y su peculiar gusto por vestir saco y corbata en el salón de clases lo hacían blanco de burlas constantes, sin embargo, un gesto lo cambió todo y hoy se ha convertido en símbolo de amistad y solidaridad.

El equipo de futbol americano de quinto año para el que sirve como aguador se armó de camaradería y lo defendió de los niños que lo molestaban.

“Nos enteramos de que estaban molestando a Danny, así que decidimos vestirnos como él por un día e ir así a la escuela, para mostrarle que lo queremos”, dijo Tommy Cooney, el mariscal de campo de los Badgers de Bridgewater.

apoyo

Más de 40 alumnos de quinto año llegaron a la escuela vestidos con saco y corbata, y decretaron el Día de Agradecimiento a Danny. Esto provocó admiración y respeto en la escuela e incluso el Congreso de Massachusetts los invitó a un banquete en su honor.

“Uno de los suyos estaba sufriendo y estuvieron con él. De eso es de lo que se trata el futbol”, dijo Tom Cooney, el entrenador del equipo.

Fuente: Animal Político

 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *