El sueño hispano

Crestomatía

Comentario:

El problema que se plantea en este video es como aquellos monstruos de mil cabezas de la mitología. Tiene aspectos económicos, sociales, de manejos ineficientes, posiblemente con algunos matices de corrupción y siempre buscando el enriquecimiento que ha afectado a millones de jóvenes que ahora ven su futuro realmente cancelado. ¿Cómo no sentir responsabilidad por esta sociedad que todos hemos creado? Es aterrador pensar en la burbuja económica que sigue su paso en diversos países. ¿Qué les espera a nuestros hijos, a nuestros nietos?  Todos estos jóvenes y niños son nuestros, son nuestro futuro.

Es cierto, entre todos hemos creado el caos, pero lejos de ser motivo de desesperanza,  es una chispa de esperanza  si todos nosotros tomamos consciencia de que este modelo socio-económico que hemos seguido solo ha creado aflicción y ya ha quedado agotado; si pensamos en cambio en crear una sociedad más justa; si adoptamos la responsabilidad de preocuparnos por el bienestar de todos los integrantes de la familia y la comunidad a nuestro alrededor.  El camino es tan sencillo como empezar a pensar que la persona que se encuentre frente a nosotros en todas las situaciones es como nuestro hermano en quien debemos pensar antes de actuar, de tomar cualquier decisión para no afectarlo.  Y tomen nota que solo debemos “pensarlo”. Pronto nuestro pensamiento se hará cargo de nuestras acciones.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *