Día Internacional para la Abolición de la Esclavitud

«Hoy en día, los gobiernos, la sociedad civil y el sector privado deberían aunar esfuerzos para erradicar todas las formas contemporáneas de la esclavitud. […] Juntos, hagamos todo lo posible en favor de los millones de personas de todas partes del mundo que son esclavizadas y privadas de sus derechos humanos y su dignidad.»

Mensaje del Secretario General de las Naciones Unidas, Día Internacional para la Abolición de la Esclavitud 2012

Con el Día Internacional para la Abolición de la Esclavitud, que se celebra el 2 de diciembre, se recuerda la fecha en que la Asamblea General aprobó el Convenio para la represión de la trata de personas y de la explotación de la prostitución ajena (resolución 317(IV), del 2 de diciembre de 1949. El día se centra en la erradicación de las formas contemporáneas de esclavitud, como la trata de personas, la explotación sexual, las peores formas de trabajo infantil, el matrimonio forzado y el reclutamiento forzoso de niños para utilizarlos en conflictos armados. La esclavitud ha evolucionado y se ha manifestado en formas diferentes a lo largo de la historia. En la actualidad, algunas antiguas manifestaciones de tipo tradicional de la esclavitud todavía persisten en su forma anterior, mientras que otras han adquirido formas nuevas.

Los informes preparados por los órganos de las Naciones Unidas y las ONG demuestran la persistencia de las viejas formas de esclavitud que subsisten al amparo de creencias y costumbres tradicionales. Esas formas de esclavitud son el resultado de una discriminación arraigada contra los grupos más vulnerables de la sociedad, como las personas consideradas de casta inferior, las minorías tribales y los pueblos indígenas.

El trabajo forzoso

Junto con formas tradicionales de trabajo forzoso, como el trabajo en condiciones de servidumbre y la servidumbre por deudas, existen en la actualidad formas más contemporáneas de trabajo forzoso como el de los trabajadores migrantes que son víctimas de la trata a fin de ser sometidos a todo tipo de explotación económica en el plano mundial, a saber, el trabajo doméstico desarrollado en condiciones de servidumbre y el trabajo en la industria de la construcción, en la industria alimentaria y del vestido, en el sector agrícola y en la prostitución forzosa.

El trabajo infantil

Según datos proporcionados por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), en todo el mundo un niño de cada seis trabaja. La mayoría del trabajo infantil que existe en la actualidad entraña una explotación económica.

Trata de personas

Se define la «trata de personas» como la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de personas, recurriendo a la amenaza o al uso de la fuerza u otras formas de coacción, al rapto, al fraude, al engaño, al abuso de poder o de una situación de vulnerabilidad o a la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de explotación. Esa explotación incluye, como mínimo, la explotación de la prostitución ajena u otras formas de explotación sexual, los trabajos o servicios forzados, la esclavitud o las prácticas análogas a la esclavitud, la servidumbre o la extracción de órganos. El consentimiento dado por la víctima de la trata de personas a toda forma de explotación intencional es irrelevante y si la víctima de la trata es un niño, es un crimen aún sin el uso de la fuerza

Quizás una de las prácticas más  comunes que hemos heredado desde la antigüedad sea la de la esclavitud, y tal pareciera que ya está abolida pero no es así. Aun hoy en día encontramos lugares donde la esclavitud es una forma de vida y según la OIT existen 21 millones de esclavos en el mundo, (Vanguardia) personas que viven en condiciones inhumanas, que son obligadas a trabajar por medio de la coacción o el engaño, y que no pueden abandonar.

¿Por qué lo permitimos? ¿Por qué nos aprovechamos de las necesidades de los demás? No nos ponemos a pensar que esa persona pudiera ser alguien muy cercano y querido por nosotros. Debemos ver más allá y dejar de pensar solo en nosotros mismos; la sociedad en la que nos desarrollamos es nuestro reflejo. ¿Qué mundo queremos para nuestros hijos? ¿Qué herencia les vamos a dejar? Está en nuestras manos hacer un cambio; solo depende que tengamos la fuerza y el compromiso para llevarlo a cabo. ¿Será muy difícil? ¿Qué opinas?

Necesito de Todos, Necesito de Ti

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. el pueblo dice:

    SERES BUENO Q TODO ESO LO MANDEN A CUBA, PARA Q ERRADIQUEN LA ESCLAVITUD Q ESTA SUMERGIDA LA ISLA!! DESDE HACE MAS DE 50 AÑOS!! XK NO LE DICEN A LOS DECRÉPITOS!! CADÁVERES Q LOS TIENE EN ESA MALA SITUACIÓN!!! LLAMEN AL MUNDO ENTERO A Q SE PRONUNCIE POR LA LIBERTAD DE LOS CUBANOS!!! LIBERTAD PARA LOS CUBANOS!!!!!!!!!!!!! MUERTE A LOS ESCLAVISTAS DE HUMANOS!!! YA NO SE PUEDE PERMITIR EN ESTE TIEMPO!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *