Mapa de Violencia

Comentario:

Nosotros hablamos constantemente que debemos llegar a un nuevo nivel de consciencia en el cual todos cuidaremos y seremos responsables de los otros. Sin embargo hasta que lleguemos a este estado,  cada día salir a la calle es como ir al campo de batalla con una espada y un escudo  y estas situaciones no nos llevan a sentir empatía hacia los demás, sino más bien a pensar que necesitamos una espada y un escudo más grandes.  ¿Cómo llegaremos a considerar que los demás son como hermanos, si día con día vemos que debemos protegernos cada vez  más e incluso llegar a la agresión?

Este tipo de relaciones diarias con los otros, aunado a las diversas crisis, es lo que causa que nos cuestionemos sobre lo que hemos conseguido con nuestro comportamiento y nuestras acciones. Qué es lo que logramos, agrediendo, peleando, comiéndonos unos a otros,  si ni siquiera nos sentimos bien.  El aumento del malestar nos llevará a reconocer que las cosas andan mal.

En esta época, cuando salimos a la calle a hacer nuestras compras, para ir al trabajo, constantemente tenemos que protegernos. Pero son justamente estas condiciones que nos llevan a  descubrir el mal. Y la pregunta obvia sería, ¿qué es lo que obtengo como resultado? Si con ello consigo una ganancia, el control y cierta satisfacción entonces justifico mis armas, pero con el paso del tiempo iré descubriendo que de cualquier forma me siento siempre vacío y al final comprobaré  que no tengo nada y que estoy sumido en este mal y  que los mismos medios que empleo ni son correctos, ni me brindan plenitud. Llegaré entonces a la conclusión que todo el proceso está equivocado. 

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Fundamerced dice:

    La violencia impregna todas nuestras interrelaciones sociales. El Derecho regula el comportamiento manifiesto, y lo regula a propósito de la existencia de un Estado de Derecho, a cuyos efectos implementa normas de carácter coercitivo, para así obligar a que las leyes sean cumplidas «obligatoriamente», y disculpen la redundancia…sin embargo, las leyes ni son cumplidas, ni se exige sean cumplidas…la impunidad es lo que origina el clima de inseguridad, y ya no tanto la inseguridad física, sino la inseguridad en todo orden: no sabemos sí nos atenderan en los centros de salud; no sabemos sí encontraremos víveres en los anaqueles de las bodegas; no sabemos sí podremos cargar combustible al coche…por supuesto, la inseguridad física es de importancia capital, pero no la única…¿Qué hacer? Luchar por obtener y alcanzar ese nuevo nivel de conciencia, no perder la esperanza, insistir…Nosotros todos los días observamos la violencia, visitennos (www.fundamerced.blogspot.com) …pero la observamos no por observarla contemplativamente…la observamos para hallar el modo de combatirla…ayudennos, unanse a nosotros…quizás entre todos encontraremos una solución!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *