Hacia el fin de la esclavitud

Comentario:

Creer  en que sea inminente una elevación de la consciencia de la humanidad requiere que aceptemos que semejante paso en la realidad no es posible, pues el mundo parece ir desplazándose en sentido contrario hacia el armamentismo, el materialismo, la pérdida de valores básicos, el colapso de las economías y el aumento del terrorismo.  Sin embargo, al interior de cada ser humano se encuentra un potencial invisible de consciencia merecedora de alcanzar estos niveles. A pesar de que nuestra generación parece no tener el mérito de reflejar tales niveles, sin embargo este potencial, esta reserva de consciencia crece cada día más, a cada vez que alguien piensa en su vecino o pariente y le resuelve algún problema económico o moral, a cada vez que hace una introspección de sus actos y decide no hacer al otro lo que no quiere que le hagan, a cada vez que se disculpa por haber ofendido, a cada vez que restringe su mal humor y evita lastimar a los demás, a cada vez crece la masa crítica que debe lograr que cambie nuestra realidad. En este momento, todas las personas sentirán la necesidad de buscar la verdad, la paz, cuidar de su prójimo con el mismo ardor con el que buscan dinero, fama y poder.  En este momento llegará el tan ansiado cambio en la realidad socio cultural.

Dejemos que el pensamiento de todos nosotros, nuestra visión de esta elevación de consciencia sea lo que marque el cambio de la balanza y dé inicio el cambio cuántico prometido a la humanidad.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *