Día mundial sin compras

 La primera celebración del Día Mundial Sin Compras fue en septiembre de 1992 en Vancouver (Canadá) gracias al artista Ted Dave quién sugirió esta idea. En el año 1997 la fecha fue cambiada y hoy en día se celebra al día siguiente del Día de Acción de Gracias en Estados Unidos y Canadá, mientras que en el resto del mundo es a los dos días del Día de Acción de Gracias.

El principal objetivo es pedir a la población que el consumo se realice de forma responsable y no convulsivamente como la realizan cada día miles de ciudadanos del mundo. En este día se pretende enseñar a la población a consumir de forma moderada a la vez de promover alternativas sostenibles y respetuosas con el medio ambiente.

Imagen 1.-  “Hemos construido un sistema que nos persuade a gastar dinero que no tenemos, en cosas que no necesitamos, para crear impresiones que no durarán.” Emile H. Gauvreay

Imagen 2.-  En este día se pretende que la población se dé cuenta de que lo más importante es comprar y consumir aquello que es necesario, mientras que debe de aprender a prescindir de todo aquello que no tiene ningún valor, por ello en este día se aboga por el consumo racional y responsable.

Imagen 3.-  En muchas ciudades del mundo se realizan mercados o mercadillos de trueque. Estos mercadillos consisten en intercambiar ropa, objetos personales, etc. por objetos de otras personas. En este intercambio no se utiliza el dinero sino más bien se hace un cambio de algo personal por algo de otra persona.

Imagen 4.-  Consumir…consumir

Imagen 5.-  Durante este día se realizan diversas actividades culturales para reflexionar sobre:

El medio ambiente,

El consumo responsable,

Alimentación, comercio justo,

Derechos humanos.

Imagen 6.-  “Los consumidores modernos pueden etiquetarse a sí mismos con esta fórmula: yo soy aquello que tengo y aquello que consumo.” Erich Fromm

Imagen 7.-  “Hoy el consumidor es víctima del productor, que le presenta un conjunto de productos para los que debe encontrar un lugar en su alma.” Mary McCarthy.

Imagen 8.-   Las consecuencias del consumismo son cada vez más evidentes: ¿Cuántos más productos nuevos pueden aparecer en el mercado? ¿Cuánto más tenemos que comprar? Hay un final para todo, incluyendo para el consumismo. Los deseos están cambiando y las personas ya no querrán todo eso.

Imagen 9.-  Existen los deseos, pero nada termina por satisfacerlos, porque los deseos se vuelven incorpóreos, y aspiran a conocer el significado de la vida, la sensación de felicidad. Además, ahora comprendemos que al satisfacer el deseo material éste deja de existir y la sensación de gozo y felicidad desaparece junto con él, porque el placer se siente sólo cuando el deseo y su satisfacción se encuentran, y la satisfacción extingue la sensación de felicidad.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *