Día internacional para la tolerancia

El 12 de diciembre de 1996, la Asamblea General de Naciones Unidas invitó a los Estados Miembros a que el 16 de noviembre de cada año observaran el Día internacional para la tolerancia con actividades dirigidas tanto a los centros de enseñanza como al público en general (resolución 51/95). 

Esta resolución se aprobó tras la celebración en 1995 del Año de las Naciones Unidas para la Tolerancia, proclamado por la Asamblea en 1993 (resolución 48/126), por iniciativa de la Conferencia General de la UNESCO; el 16 de noviembre de 1995, los Estados miembros de la UNESCO habían aprobado la Declaración de los Principios sobre la Tolerancia y el Plan de Acción de Seguimiento del Año. Declaración de Principios sobre la Tolerancia.

En el Documento Final de la Cumbre Mundial 2005 (A/RES/60/1)  los Jefes de Estado y de Gobierno reafirman su compromiso de fomentar el bienestar, la libertad y el progreso de los seres humanos en todas partes, así como de alentar la tolerancia, el respeto, el diálogo y la cooperación entre diferentes culturas, civilizaciones y pueblos.

 http://www.un.org/es/events/toleranceday/

Imagen 1.- El día internacional para la tolerancia se celebra todos los años el 16 de Noviembre, fue designado por la Asamblea de las Naciones Unidas. Es una ocasión para la educación en la tolerancia, así como de reflexión y análisis sobre los problemas de intolerancia locales y mundiales.

Imagen 2.-  La tolerancia no es un fin, sino un medio. Es la calidad mínima de las relaciones sociales que permite descartar la violencia y la coerción. Sin tolerancia, la paz  no es posible. Con tolerancia, es posible hacer realidad numerosas posibilidades humanas y sociales, y en particular la evolución de una cultura de paz.

Imagen 3.-  La tolerancia consiste en reconocer a los demás el derecho a que se respete su persona e identidad. La tolerancia es un valor que es importante fomentar en nuestra sociedad,  buscando crear un entorno satisfactorio para todos sus miembros.

Imagen 4.-  La tolerancia es importante porque permite resolver conflictos con inteligencia y asertividad, lo cual es fundamental en un entorno familiar y comunitario.

Para fomentar la tolerancia se proponen los siguientes pasos:

Saber que convivimos con personas que actúan y piensas diferente, por lo que el respeto a su idiosincrasia es básico para mantener un ambiente satisfactorio.

Imagen 5.-  No hay diferencias buenas o malas; todo es muestra de la diversidad entre seres humanos.

Aceptar los comportamientos distintos al tuyo. Si te sientes agredido negocia o habla con la persona, teniendo presente que el respeto es básico para entablar cualquier conversación.

Imagen 6.-  Las diferencias enriquecen: evalúa tu comportamiento ya que puede estar afectando a la relación y corrige. No generes conflictos por tus ideas discriminatorias, tú también puedes resultar diferente para  otros.

Considera que la tolerancia es un valor que se construye y se mantiene con el ejemplo, ¡FOMÉNTALA!

Imagen 7.- ¿Cómo luchar contra la intolerancia?

Luchar contra la intolerancia exige un marco legal

Los Gobiernos deben aplicar las leyes sobre derechos humanos, prohibir los crímenes y las discriminaciones contra las minorías, independientemente de que se cometan por organizaciones privadas, públicas o individuos. El Estado también debe garantizar un acceso igualitario los tribunales de justicia, a los responsables de derechos humanos y a los defensores del pueblo, para evitar que las posibles disputas se resuelvan por la violencia.

http://www.un.org/es/events/toleranceday/background.shtml

Imagen 8.- Luchar contra la intolerancia exige educación.

La intolerancia nace a menudo de la ignorancia y del miedo: miedo a lo desconocido, al otro, a culturas, naciones o religiones distintas. La intolerancia también surge de un sentido exagerado del valor de lo propio y de un orgullo personal, religioso o nacional, exacerbado. Estas nociones se aprenden a una edad muy temprana. Por eso es necesario poner énfasis en la educación y enseñar la tolerancia y los derechos humanos a los niños para animarles a tener una actitud abierta y generosa hacia el otro.

La educación es una experiencia vital que no empieza ni termina en la escuela. Los esfuerzos para promover la tolerancia a través de la educación no tendrán éxito si se aplican a todos los grupos en todos los entornos: en casa, en la escuela, en el lugar de trabajo, en el entrenamiento de las fuerzas del orden, en el ámbito cultural y en los medios sociales.

Imagen 9.- La intolerancia lleva a la intolerancia y para luchar de forma efectiva es necesario que cada uno examine su papel en el círculo vicioso que lleva a la desconfianza y a la violencia en la sociedad. Todos debemos preguntarnos: ¿soy una persona tolerante? ¿Juzgo a los otros con estereotipos? ¿Rechazo a los que me parecen diferentes?

Los problemas que nos afectan son cada vez más globales pero las soluciones pueden ser locales, casi individuales. La no-violencia puede ser una herramienta muy efectiva para confrontar un problema, crear un movimiento, demostrar solidaridad con las víctimas de la intolerancia o desacreditar la propaganda fomentada por el odio.

http://www.un.org/es/events/toleranceday/background.shtml

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *