Raíces del pensamiento latinoamericano

Todo pensamiento plantea las necesidades de promover mejoras en grupos y clases sociales, interactuar con equilibrio y armonía social. Las naciones de América Latina tienen su propia naturaleza, desde su propia construcción como nuevos países, con una estructura socio-política especial con la interacción de culturas, economías e ideologías: esto se dejó ver desde la colonia en México, Perú, Argentina, Uruguay, Venezuela y Brasil. Con nuevos mercados tradicionales y alianzas sociales y políticas, con el tiempo jóvenes naciones reúnen elementos de identidad después de un intenso sincretismo en varios campos.  

 Los tiempos de América Latina a partir de 1830 crearon nuevas metrópolis, nuevos mercados comerciales, pero también se crearon centros universitarios. Es en 1840 cuando en Chile, Argentina y Bolivia, junto con México se forjan procesos de formación nacional que implicaban un futuro. Con los inicios del Siglo XX viene una segunda expansión en las grandes capitales, incluso llega una tecnología que ya no detendrían las sociedades.  Así las universidades crean nuevas perspectivas educativas y viene por consiguiente un desarrollo económico, político, social y cultural hacia verdaderas civilizaciones pujantes, creación de sistemas e implantación de ideas e ideologías. 

SONY DSC

 En 1933 se crean a lo largo de América Latina, universidades con su propia autonomía; se crean Escuelas Libres de varias asignaturas, la clase dominante criolla hace realmente una definitiva presencia política y cultural, surgen intelectuales y políticos de todas las etnias de América Latina. La educación, la literatura, las artes son elementos capaces de edificar naciones netamente latinoamericanas. Tal es el caso de José Victoriano Lastarria, chileno, José Enrique Rodó, uruguayo, Justo Sierra y Antonio Caso, ambos mexicanos. En los años 1950 se fundan mentes como Silvio Frondizi, argentino, Pablo González Casanova y Leopoldo Zea, José Revueltas junto con Edmundo O’Gorman, mexicanos. Todos ellos bajo un lema «ESTE TIEMPO ES PARA Y POR LA CULTURA Y PENSAMIENTO LATINOAMERICANO EN TODAS LAS LATITUDES», con sus propias necesidades.

Necesito de Todos, Necesito de Ti

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *