Laberinto sin salida

laberintoComentario:

En nuestro paso por esta vida, seguimos un sin fin de caminos que no conducen a ningún lado. Cada vez que andamos por un sendero sin una salida clara o que no lleva a ningún lado, debemos buscar otro que tal vez nos ofrezca una mejor posibilidad.  Pero, es posible que en el intento nos encontremos perdidos en las pistas falsas. 

La realidad toma así la forma de un laberinto sin salida, pero siempre existe al menos una. Solo tenemos dos opciones para salir de tal laberinto: continuar caminando hasta dar con la salida, o derribar los muros construyendo una salida más rápida. La herramienta infalible es la educación y encontrar un ambiente que nos permita percibir no solo nuestra verdadera naturaleza, sino comprender que somos parte de una sociedad que vincula cada vez más a sus miembros con el fin de alcanzar la unidad y empatía con ellos.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *