¿Qué estamos haciendo?

Comentario:

La destrucción de los soportes naturales de la economía y el quebranto del sistema climático están conduciendo al mundo al límite. Si a esto agregamos la escasez de agua y alimentos que empiezan a amenazar a la humanidad, veremos que la imagen no hace sino mostrarnos una inevitable realidad, a menos que podamos revertir esta tendencia.

Necesitamos un cambio de  mentalidad  que contemple y apoye la garantía mutua.  En el sistema de garantía mutua las decisiones sobre los sistemas financieros, la planeación de producción y explotación de los recursos naturales, el empleo adecuado de las tierras de cultivo y utilización del agua se tomarían en función de las necesidades de la humanidad y no de las ganancias monetarias o compromisos de otra índole.

Intentemos imaginar cómo sería nuestro mundo si todos pensáramos de este modo. No crean que es un sueño. Podemos implementarlo ahora mismo, individualmente, al levantarnos de nuestro escritorio, con tan solo desearlo y empezar a descubrir formas en que podemos apegarnos a la garantía mutua aunque sea en nuestra mente. 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *