Descubren un nuevo síndrome de discapacidad intelectual leve familiar

Es curioso, pero aportaciones realizadas hace años por personas e instituciones en los telemaratones solidarios de la Radio Televisión Vasca (EiTB), canalizados a través de la Fundación Vasca de Innovación e Investigación Sanitarias (Bioef), han hecho posible que investigadores del Hospital de Cruces, en Vizcaya, hayan descrito un nuevo síndrome de discapacidad intelectual familiar leve.

La investigación se ha publicado en la revista científica Pediatrics y resulta especialmente relevante porque arroja luz sobre las causas genéticas de la discapacidad leve, todavía poco conocidas, según aseguran sus autores.

Así, la directora del trabajo, Isabel Tejada, explica que:

“Si bien las causas genéticas de la discapacidad intelectual grave cuentan con un gran acervo investigador, en los casos de discapacidad intelectual leve o límite, los motivos genéticos sólo se conocen en un pequeño porcentaje de las situaciones”.

También parece, según la misma doctora, que los resultados de la investigación contribuirán “a mejorar la calidad de vida de los pacientes, ya que se les podrá ofrecer un mejor tratamiento y a prevenir más casos familiares, lo que, a su vez, evitará gastos sanitarios innecesarios”.

El gran hito es el siguiente: el equipo de Tejada ha encontrado que la duplicación del gen RPS6KA3, ubicado en el cromosoma X, produce una discapacidad intelectual límite con madres portadoras asintomáticas.

Comentario:

Si lo genético solo se conoce en un pequeño porcentaje de los casos sería útil que la investigación diera un giro hacia el estudio del entorno del paciente o la familia. Hay un factor clave en la evaluación de estas discapacidades y es precisamente el de falta de conexión con el entorno, esta es la primera señal que manifiestan dichas patologías. Si consideramos desde el inicio la susceptibilidad genética, los gastos en este tipo de investigaciones se podrían destinar a educar a la población sobre evaluar los factores ambientales y no centrarse únicamente en ciertos genes “evasivos”.

Fuente: Inserçión Soçial

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *