Perdida de la estructura familiar

Comentario:

 Resulta que hemos llegado a un estado en el cual la familia ha perdido su estructura y se ha convertido en una sociedad empresarial y como en cualquier sociedad, debemos examinar si vale la pena conservarla o desintegrarla. Es debido a ello que tenemos tantos divorcios, o bien individuos que para comenzar no quieren convertirse en socios. El ego creciente,  nos desaconseja formar parte de una “asociación familiar”.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *