Los indignados brasileños ganan su primera batalla

Al menos seis grandes ciudades del país han anunciado la reducción de las tarifas del transporte público tras las multitudinarias concentraciones. Y la presidente, Dilma Roussef tiende la mano a los manifestantes.

Dilma Roussef:

“ Las voces de la calle debe ser escuchadas. Van más allá- y esto ha quedado claro- los mecanismos tradicionales de las instituciones, de los partidos políticos, de las clases y de los medios de comunicación”

El lunes salieron a manifestarse un cuarto de millón de personas en todo el país. Ayer, sólo en Sao Paulo se manifestaron 50.000. La protesta terminó, como ya ocurriera el lunes, en disturbios.

“ Estamos aquí para mejorar nuestro país en una etapa crucial. Si tenemos libertad podemos conseguir todo lo que queramos en esta vida”

Las protestas comenzaron la semana pasada en Sao Paulo,
exclusivamente contra la subida de las tarifas de transporte
público, pero han terminado extendiéndose a otras ciudades y revelando un profundo descontento social en todo Brasil.

Comentario:

Cuando el pueblo levanta su voz para defender los derechos y el bienestar general de todas las personas es porque la opresión ha llegado demasiado lejos y nos afecta a todos, incluso a quienes nos representan. Esto no es un problema exclusivo de Brasil, sino que se ha extendido por todo el mundo generando un movimiento de indignación global que comenzó en respuesta a la crisis en España. Al respecto, Dilma Roussef, la mandataria de Brasil se refirió a las movilizaciones en su país de esta manera:

“ Las voces de la calle deben ser escuchadas. Van más allá -y esto ha quedado claro- de los mecanismos tradicionales de las instituciones, de los partidos políticos, de las clases y de los medios de comunicación”

Fuente: Euronews

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *