La lectura

 

Comentario:

La lectura es un arma poderosa para ir conformando nuestra cognición del mundo, de todos sus sistemas, de los seres humanos a nuestra alrededor, de nosotros mismos. El autor de cualquier obra, a su vez fue un lector y estudioso de muchos otros autores y fue formando la percepción de sus circunstancias a través de ellos. Luego, quiso platicarnos todas estas experiencias, como alguien que se sienta frente a nosotros y va desnudando su alma. Podemos, o no, estar de acuerdo con su visión y sus conclusiones, pero de la lectura salimos enriquecidos de todas formas.

Los libros nos informan de todo lo que queremos saber y si por ejemplo tenemos deseos de nutrirnos mejor, leeremos varios libros y sacaremos de ellos lo más conveniente para nuestro estilo de vida, nuestra actividad, nuestras metas.

Podemos ser cautelosos cuando empezamos con el hábito de la lectura, pero con el paso del tiempo nuestra propio criterio, ya formado, nos irá diciendo lo que podemos aceptar, lo que no podemos creer, etc., pero todo nos hará madurar como personas.

Lo que no se vale es leer dejándose llevar por las opiniones de los autores, sin pensar, sin reflexionar, pues nos convertimos en marionetas, en juguetes. No podemos creer todo lo que dicen los diarios ni siquiera los medios de comunicación, o los libros. Antes, debemos con nuestra libertad de pensamiento, evaluar si lo que nos ofrecen es acorde a nuestra forma de ser, nuestra forma de pensar, si no va en contra de la dignidad del hombre, cuyo principio es la brújula que debe guiarnos.

Todo esto es un proceso, pero es divertido y constructivo.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *