La civilización empática

Crestomatía

Comentario:

Esta indiferencia proviene de la misma conexión que existe entre todos nosotros, porque todos dependemos en gran medida los unos de los otros. Pero nosotros no construimos estas conexiones, simplemente, el mundo de repente nos encerró dentro de ellas. Este fue separado en una multitud de piezas, y repentinamente se encerró, de repente nos hemos convertido en una humanidad unificada en el globo, en una familia, y dependemos uno del otro.

Hoy en día los científicos, aquellos que estudian la naturaleza humana, científicos políticos y sociales, ya ven claramente que en realidad existimos en dependencia mutua total a tal punto que nadie puede escapar de ella. Los científicos comenzaron a llegar a estas conclusiones en sus estudios desde hace 50 o 60 años. Pero sólo recientemente cada uno de nosotros empezó a experimentarlas en realidad.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *