William Shakespeare

Imagen 1: William Shakespeare (Stratford-upon-Avon, Warwickshire, Reino Unido c. 26 de abril de 1564- 3 de mayo de 1616) fue un dramaturgo, poeta y actor inglés. Conocido en ocasiones como el Bardo de Avon (o simplemente El Bardo), Shakespeare es considerado el escritor más importante de la lengua inglesa y uno de los más célebres de la literatura universal.

Imagen 2:  New Encyclopædia Britannica señala que «muchos lo consideran el mayor dramaturgo de todos los tiempos. Sus piezas […] se representan más veces y en mayor número de naciones que las de cualquier otro escritor».

Las obras de Shakespeare han sido traducidas a las principales lenguas y sus piezas dramáticas continúan representándose por todo el mundo. Además, muchas citas y aforismos de sus obras han pasado a formar parte del uso cotidiano, tanto en el inglés como en otros idiomas. Con el paso del tiempo, se ha especulado mucho sobre su vida, cuestionando su sexualidad, su afiliación religiosa, e incluso, la autoría de sus obras.

Imagen 3: Romeo y Julieta (1597) es una tragedia de William Shakespeare. Cuenta la historia de dos jóvenes enamorados que, a pesar de la oposición de sus familias, rivales entre sí, deciden luchar por su amor hasta el punto de casarse de forma clandestina; sin embargo, la presión de esa rivalidad y una serie de fatalidades conducen al suicidio de los dos amantes. Esta relación entre sus protagonistas los ha convertido en el arquetipo de los llamados star-crossed lovers. 

En la imagen: La reconciliación de Montescos y Capuletos, de F. Leighton (1854), basado en Romeo y Julieta

Imagen 4: La técnica dramática utilizada en la creación de Romeo y Julieta ha sido elogiada como muestra temprana de la habilidad del dramaturgo. Entre otros rasgos, se caracteriza por el uso de fluctuaciones entre comedia y tragedia como forma de aumentar la tensión, por la relevancia argumental que confiere a los personajes secundarios y por el uso de sub tramas para adornar la historia. Además, en ella se adscriben diferentes formas métricas para los distintos personajes, que, en ocasiones, terminan cambiando de acuerdo con la evolución de los mismos personajes; por ejemplo, Romeo se va haciendo más experto en el uso del soneto a medida que avanza la trama. La tragedia ha sido adaptada en numerosas ocasiones para los escenarios, el cine, los musicales y la ópera.

Imagen 5: La tragedia de Hamlet, Príncipe de Dinamarca o simplemente Hamlet, es una tragedia de venganza que alcanza la cumbre de la literatura universal en cuanto a la caracterización de un tipo humano. Representa la duda.

Algunos estudiosos han dicho de esta obra que está escrita por el Shakespeare filósofo, que definió aquí una de las personalidades más arquetípicas de la cultura occidental: el hombre y su dilema como centro de la existencia. La gran dicotomía representada en este personaje es la subyacente en el interior del ser humano, que lucha entre pensar (la verdadera pasión de Hamlet) y ejecutar.

Los monólogos del Príncipe Hamlet tienen una profundidad y un alcance que los hacen merecedores de su fama como cumbre de la literatura y el pensamiento. Las eternas contradicciones humanas se encarnan en este intelectual que es preso de la duda existencial, se queja de tener que llevar el peso de su vida, y también es increíblemente agudo en sus observaciones de todo tipo, tanto respecto al amor como al arte, a la muerte o al espíritu humano.

Imagen 6: Hamlet, es probablemente la obra más famosa de la cultura occidental y una de las obras literarias que ha originado mayor número de traducciones, análisis, y comentarios críticos. Es el más extenso «drama» de Shakespeare, y se encuentra entre las más influyentes y principales tragedias en lengua inglesa.

Durante la vida de Shakespeare, dicha obra fue uno de sus trabajos más reconocidos y aún hoy perdura entre las obras que han gozado de mayor número de representaciones; encabezando, por ejemplo, la lista de la Compañía Real de Shakespeare desde 1879. Ha inspirado a una diversidad de autores desde Goethe y Dickens a Joyce y Murdoch y ha sido descrita como la «historia más comentada del mundo tras la Cenicienta». El papel principal fue muy probablemente creado para Richard Burbage, el principal actor teatral de la época de Shakespeare.

Dadas la estructura dramática de la obra, la profundidad de sus caracterizaciones, y de una línea temporal capaz de «aparentemente ilimitadas reformulaciones y adaptaciones posteriores», configuran que la obra de Hamlet pueda ser analizada, interpretada y discutida desde una amplia pluralidad de perspectivas.

Imagen 7: Otelo: el moro de Venecia, es una obra de Shakespeare escrita alrededor de 1603. Otelo es una tragedia, como Hamlet, Macbeth y El rey Lear. La primera actuación de la que se tiene noticia se celebró el 1 de noviembre de 1604 en el Palacio de Whitehall de Londres.

El personaje principal, Otelo, se presenta piadosamente a pesar de su raza. Esto era poco habitual en la literatura inglesa en tiempos de Shakespeare, que describía a los moros y otros pueblos de piel oscura como villanos. Shakespeare evita cualquier discusión respecto del Islam en la obra.

En la imagen: Otelo y Desdémona pintados por Antonio Muñoz Degraín

Imagen 8: Macbeth es una tragedia acerca de la traición y la ambición desmedida. No hay seguridad absoluta de que la tragedia sea en su totalidad obra de Shakespeare, ya que algunos afirman que ciertos pasajes podrían ser adiciones posteriores del dramaturgo Thomas Middleton, cuya obra La bruja (The witch) tiene múltiples afinidades con Macbeth.

Temas y motivos recurrentes:

Ambición y traición. Temas estrechamente relacionados. Macbeth puede verse como una advertencia acerca de los peligros que entraña la ambición. La ambición es el rasgo principal del carácter de Macbeth y de Lady Macbeth, y la causa de su ruina.

Visiones y el sentimiento de culpa. A lo largo de la obra, Macbeth y su esposa sufren varias visiones.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *