¿Qué estamos comiendo?

Comentario:

La manipulación de los alimentos básicos trae graves consecuencias; los pesticidas que se utilizan generalmente inciden en la calidad de las cosechas, además de que dejan residuos en la tierra. Al manipular la agricultura sin considerar nuestra responsabilidad hacia el planeta y los seres que la habitan, creamos un desequilibrio que produce una reacción negativa que ya está presente en estos tiempos, (ver el enlace). Por ejemplo, el cáncer ha crecido de una manera exponencial y  podemos comprobarlo al ver la tasa de mortalidad (ver el enlace). ¿Si el hombre tiene una enorme capacidad intelectual para inventar y descubrir la manera de incrementar la producción de alimentos, por qué no investiga alternativas que no dañen la salud del ser humano?  Si conocemos bien nuestra interdependencia e interconexión, lo primero que ellos deben tomar en cuenta no son las ganancias, los pesos y centavos, sino la alimentación de todos.  El planeta por ahora puede dar de comer a todos los pueblos, si tan solo administramos su producción con toda eficiencia, sin botarla para manipular los precios, sin pensar en las grandes ganancias que se obtienen por el empleo de tal abono o pesticida, mediante una distribución coherente, etc.  Pensemos que la tierra y el agua están en juego, así como la salud de nuestros hijos.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *