No más soledad

 

Comentario:

No perdamos de vista que somos seres sociales y que necesitamos de todos… no solo para los bienes y servicios que todos creamos y requerimos diariamente, sino para dar calor a nuestro corazón.

Solo otro ser humano puede brindarnos amistad y cuidado, pero  para recibir estos dones preciados, es necesario primero salir de nosotros mismos, ir hacia los demás con tolerancia, sin prejuicios, hacer a un lado nuestro amor propio y sobre todo dar a los demás todo aquello que quisiéramos que ellos nos dieran. 

Es cierto que la época en que vivimos nos fuerza a anteponer nuestros intereses a todo lo demás… vivimos a la defensiva, pero lo único que hemos conseguido es deshumanizarnos y tenemos que reconocer que el resultado no es nada agradable.

Sin embargo, todos los días tenemos la oportunidad de revertir la situación, intentar aceptar a los demás, avanzar un poco cada día en esa dirección. Recordemos que el hábito se convierte en una segunda naturaleza.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *