Las injusticias… (Frase del día)

Cuando analizamos las crisis en cada país, es fácil ver que las injusticias sociales, económicas y políticas están en el fondo de todas ellas. Sin embargo, estos agravios no son nada nuevo. Han afectado a la humanidad durante miles de años. ¿Por qué, entonces, cada uno protesta específicamente ahora y por qué cada uno está protestando simultáneamente?
 
Las respuestas se encuentran en la estructura y evolución de la naturaleza humana. Como lo ilustran maravillosamente Jean M. Twenge y W. Keith Campbell en El Narcisismo Epidémico: Viviendo en la Era del Derecho (Free Press, 2009), la gente en la actualidad no sólo es narcisista y egocéntrica, sino que se está volviendo así a un ritmo cada vez más alarmante.

 
Como narcisistas que somos, nos colocamos en el centro de todo, y «clasificamos» a cada uno de acuerdo a los beneficios que puede aportarnos. Nos conectamos con el mundo a través de la visión de que tenemos derecho a todo. Sin embargo, precisamente no es así como debemos funcionar si queremos tener éxito en una era de globalización, en la que el mundo está interconectado y es interdependiente. Para triunfar, debemos sentir deseos de beneficiar a aquéllos con los que estamos conectados del mismo modo que buscamos  nuestro propio beneficio Si estamos conectados y somos dependientes unos de otros, entonces si ellos son felices,  nosotros también lo seremos. Y si los demás no son felices, nosotros tampoco lo seremos, como fue demostrado por Nicholas A. Christakis, MD, PhD, y James H. Fowler, PhD, en Conectados: el sorprendente poder de muestras redes sociales y cómo dan forma a nuestras vidas—cómo los amigos de tus amigos de tus amigos de tus amigos afectan todo lo que sientes, piensas y haces.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *