Elegir ser sinceros

Comentario:

Suele ser más fácil aparentar amabilidad detrás de una bella máscara, que decir lo que nos sucede o lo que percibimos. Es más sencillo que los demás piensen lo que quieran pensar, que develar lo que realmente deseamos. Pero no siempre lo más fácil es lo mejor.

No importa cuánto tardemos, hemos de enfrentar las cosas como son, sin maquillajes ni adornos para hacerlas menos dolorosas. Esto realmente costará mucho, pero al final, la verdad se hará evidente mas allá de las individuales verdades que nos conduzcan a su encuentro.

Elijamos ser sinceros con amabilidad, honestos con la convicción de que todo es para bien, y así será.

Sin embargo, percibir con honestidad, no impide mostrar consideración y comprensión sinceras a nuestro prójimo, aunque sea algo fingido, para que esas buenas cualidades se conviertan en segunda naturaleza.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *