Estar solo

Comentario:

Cada ser humano pertenece a una sociedad que está conformada por personas que están relacionadas de cerca con sus familiares, amigos, compañeros de labores. En sí, cada uno se desarrolla en un ambiente social. Pero si observamos, cuando vamos caminando por la calle, y más en una gran ciudad, la gente no se conoce, no se saluda, no se habla, salvo algún intercambio fortuito y necesario, y después de eso, cada uno sigue su camino sin reparar en ese individuo. 

Si vamos en el trasnporte público, en el tráfico, o cualquier otra situación que implique estar rodeado de «extraños», no entablamos comunicación con los que nos rodean a menos que no sea indispensable en ese momento. Esto motiva en muchas personas sentimientos de soledad, que se incrementan cuando perdemos a las personas cercanas a nosotros. Entonces si vivimos en una sociedad ¿por qué actuamos como si estuviéramos en un desierto? La respuesta no es simple. Pero el sentimiento sigue creciendo cada vez más sin remedio y esto se refleja en las crisis que vivimos en la actualidad que son resultado de las relaciones entre nosotros. Es momento de darnos cuenta que vivimos es una sociedad, que si saludamos, recibiremos un saludo, porque todos estamos necesitados de una sonrisa, de un saludo amistoso. Eso transforma el día de una persona, esos detalles pueden cambiarle la forma de ver la vida a un ser humano. Esos pequeños detalles, pueden salvarnos de la soledad en un mundo lleno de personas. 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *