Disfrutar

Comentario:

Los niños tienen una espontánea capacidad de disfrutar las pequeñas cosas de la naturaleza que van dejando una huella imborrable en sus corazones y que más adelante los salvará del peligro de no reconocer el valor que tiene la vida misma. Se percibe en la lluvia que nos empapa, en el aire que respiramos y la fuerza del mar que golpea la playa, la montaña que se refleja en un lago en calma, en el cielo estrellado que contemplamos asombrados cuando vamos por una carretera aislada. Todo eso está para recordarnos que estamos vivos y esa vida la recibimos segundo a segundo y rara vez la apreciamos en todo lo que significa

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *