Día internacional del personal de paz de las Naciones Unidas

La Asamblea General, en su resolución 57/129, designó el 29 de mayo Día Internacional del Personal de Paz de las Naciones Unidas. Esa es la fecha en que hace 60 años inició sus operaciones en Palestina la primera misión de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz, que se llamó «Organismo de las Naciones Unidas para la Vigilancia de la Tregua» (ONUVT). Hoy rendimos homenaje al profesionalismo, la dedicación y el valor de todos los hombres y mujeres que prestan servicios en las operaciones de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz, y honramos la memoria de los que dieron la vida por defender esta causa.
 
Desde que se estableció la primera misión de paz de las Naciones Unidas en 1948, más de 2.980 efectivos del personal militar, policial y civil han perdido la vida al servicio de la paz como resultado de actos de violencia, accidentes y enfermedades. El 29 de mayo, las oficinas de las Naciones Unidas, junto con los Estados Miembros y las organizaciones no gubernamentales, celebran eventos solemnes para honrar al personal de paz caído en servicio.

Imagen 1.- Las misiones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas aprovechan ese día para fortalecer los lazos con las poblaciones locales de los lugares a los que han sido enviados para prestar servicios. Los festejos consisten, por ejemplo, en la organización de eventos deportivos, visitas a escuelas y orfanatos, concursos de arte y ensayo, exposiciones de fotografía, operaciones de limpieza del vecindario, plantación de árboles, conciertos y conferencias y talleres sobre asuntos relacionados con la paz.
 
Imagen 2.- TEMA DE 2013: «LAS OPERACIONES DE MANTENIMIENTO DE LA PAZ SE ADAPTAN A LOS NUEVOS RETOS»
 
Imagen 3.- Este año, las Naciones Unidas marcan el Día resaltando que las necesidades de la paz y la seguridad internacionales están cambiando rápidamente y que las fuerzas de mantenimiento de la paz se están adaptando para cumplir con los nuevos retos de ayudar a los pueblos y los países a superar algunos de los más destructivos conflictos mundiales
 
Para cumplir con los nuevos desafíos, las fuerzas también están recibiendo nuevos mandatos, que van desde su ampliación en tamaño, a la variedad de ambientes en los que se les pide desplegarse, el tipo de tareas que deben llevar a cabo y las herramientas que usan. 
 
Imagen 4.- Las Fuerzas de mantenimiento de la paz continúan desarrollando formas innovadoras de despliegue que aseguren que el trabajo se lleva a cabo incluso en las condiciones más desafiantes, todo ello de la manera más eficiente y menos costosa posible.
 
Más que nunca, las fuerzas de mantenimiento de la paz son una herramienta flexible. Y funcionan.

 
Imagen 5.- En la actualidad, las operaciones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas reciben contribuciones de personal militar y de policía de 116 Estados Miembros. Este elevado número refleja la creciente confianza internacional en el valor de las Operaciones de Mantenimiento de la Paz de las Naciones Unidas como una herramienta para la seguridad colectiva.
 
Con motivo de este día, el Secretario General, Ban Ki-moon, participará a las 10:00 en una ceremonia en la sede de las Naciones Unidas en la que se depositará una corona de flores y a las 10:30; presidirá otra en la que entregará de forma póstuma la medalla Dag Hammarskjöld a los militares, policías y civiles que perdieron sus vidas en operaciones de paz llevadas a cabo en 2011. El Secretario General Adjunto para las Operaciones de Paz, Hervé Ladsous, ofrecerá una rueda de prensa a las 12:00.
 
Imagen 6.- Mensaje del Secretario General el 29 de mayo de 2013:
La celebración este año del Día Internacional del Personal de Paz de las Naciones Unidas nos brinda la oportunidad de dar a conocer las novedades sobre el terreno al tiempo que rendimos homenaje a la memoria de quienes perdieron la vida en los últimos doce meses al servicio de la bandera azul.
 
El mandato de las operaciones de mantenimiento de la paz de las Naciones Unidas se orienta cada vez más hacia el despliegue de operaciones multidimensionales para ayudar a los países en el proceso de transición de una situación de conflicto hacia la paz, centrando la atención sobre todo en la protección de los civiles, en particular de los más vulnerables: las mujeres y los niños.
 
Con el fin de afrontar las amenazas y los retos que van surgiendo, las operaciones de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz están adaptando sus políticas para mejorar el cumplimiento del mandato que se les ha encomendado de establecer una paz duradera en los países azotados por las guerras.
 
Imagen 7.- Las operaciones de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz también están colaborando en la reforma de las instituciones básicas del estado de derecho a nivel nacional. Mediante sus actividades encaminadas a reforzar la policía y los sistemas judicial y penitenciario, las operaciones de mantenimiento de la paz fomentan la confianza en las autoridades locales. Por su parte, la existencia de un sistema de estado de derecho justo y predecible contribuye a promover la estabilidad y el desarrollo sostenible a largo plazo después de la retirada de nuestros soldados.
 
Aunque celebramos todos esos avances, no dejamos de reconocer que el mantenimiento de la paz siempre conllevará riesgos. Como prueba de ello, basta recordar las recientes muertes de efectivos de mantenimiento de la paz en emboscadas organizadas por elementos no identificados en la República Democrática del Congo, el Sudán y Sudán del Sur, o la detención de cascos azules en el Oriente Medio.
 
Imagen 8.- Por otra parte, sabemos como «Necesito de todos» que la unidad de la sociedad es la fuente de todo su bienestar, mientras que la separación entre las personas es la fuente de los problemas y peligros.  Todo el éxito depende sólo de la conexión positiva entre las personas y la unidad en una comunidad global. Necesitamos promover esa unidad en cada uno de nuestros actos, que podrían parecen aislados, unificar nuestro pensamiento y acción con otras personas en el mundo e iniciar activamente un cambio en nuestro pensamiento colectivo.
 
Imagen 9.- En nuestra generación, cada persona depende del resto del mundo para proveer sus necesidades, como un pequeño engranaje dentro de una maquinaria.
 
Por consiguiente, no podemos hablar del bienestar y la seguridad de un país o de una nación, sino sólo del mundo entero, pues el beneficio o el perjuicio de todos y cada individuo en el mundo dependen y se mide por el beneficio de todas las personas en el mundo entero.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *