Califican ‘mobbing’ como problema de salud pública

El «mobbing» o acoso laboral es un problema de salud pública que debe legislarse en México, pues lo ha padecido al menos 40 por ciento de los trabajadores y, a nivel internacional, 70 por ciento, afirmó Jesús Felipe Uribe, investigador de la Facultad de Psicología de la UNAM. En entrevista, consideró que para algunos especialistas el tema se observa como un fenómeno social, pero para otros es un problema de salud pública por todas las consecuencias que tiene a nivel mental, de salud y sobre todo de relaciones sociales. En el caso mexicano, manifestó, ha habido ciertos problemas de identificación de este fenómeno por razones culturales, ya que existe cierto grupo de empleados que aun cuando son violentados no lo perciben como tal.

Como ejemplo mencionó el hostigamiento sexual a meseras, quienes son violentadas por medio del acoso pero no lo ven, no lo identifican y por tanto no proceden en contra del presunto responsable. Precisó que como un primer paso para identificar con mayor precisión este problema la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) diseña un cuestionario para identificar 16 comportamientos de violencia laboral, ya que no existen estadísticas precisas. El experto aseveró que ha habido poco interés y el tema no ha trascendido al ámbito legislativo, en el cual algunos partidos han empezado a abordarlo pero hasta el momento no han legislado al respecto.

Explicó que en la forma en que se da el «mobbing» trata de aislar a una persona, ridiculizarla, ocultarle información, discriminarla e insultarla, así como exceder los niveles de supervisión y exigencia. «Estos comportamientos son generalmente clandestinos, no son abiertos y son sobre un perfil de personas, no son genéricas y no se hacen a todos en general y se puede, por tanto, confundir con otro tipo de actitudes», expresó.

Ante la invisibilidad de este problema, mencionó que los especialistas tienen una serie de técnicas para identificar el «mobbing» y aseguró que el siguiente paso es que los abogados inicien a catalogar y clasificar este tipo de violencia.

Comentario:

Tener miedo a lo que los demás puedan pensar o decir de nosotros puede producir estragos en la conducta, generando estrés, ansiedad y hasta trastornos psicológicos que desequilibran la estabilidad emocional.

“Wikipedia dice: En la esfera laboral, el acoso laboral o acoso moral en el trabajo, conocido frecuentemente a través del término inglés mobbing («asediar, acosar, acorralar en grupo»), es tanto la acción de un hostigador u hostigadores conducente a producir miedo, terror, desprecio o desánimo en el trabajador afectado hacia su trabajo, como el efecto o la enfermedad que produce en el trabajador. Esta persona o grupo de personas reciben una violencia psicológica injustificada a través de actos negativos y hostiles dentro o fuera del trabajo por parte de grupos sociales.” 

Pero, puede darse también dentro de la familia, o los círculos sociales con los efectos devastadores que ya mencionamos. Es menester entender que cada uno de nosotros es un ser humano especial que tiene derecho a que se tomen en cuenta sus opiniones y estilo de vida.  Lo más importante es la dignidad humana que nadie tiene derecho a minimizar.

Por otra parte nunca debemos soslayar que los hostigadores sociales o laborales son personas que deben ser condenados por sus actos.  Estas conducta no deben ser aceptadas como normales por la sociedad pues solo crean dolor, miseria así como trastornos de toda índole.  Las víctimas de estos abusadores no tienen la culpa de nada sino solo haberse cruzado en su camino. 

Una vez identificado toca a los legisladores hacer las reformas correspondientes y lograr leyes contra la violencia, planteó Jesús Felipe Uribe.

Mencionó que en Colombia y España, países que han pasado por este proceso, primero iniciaron con la investigación y luego procedieron a la legalización de los conceptos hasta llegar a leyes.

Ante el avance de este fenómeno que ha crecido en los países, explicó que Colombia tomó medidas y tiene la ley 1010 por medio de la cual se adoptan acciones para prevenir, corregir y sancionar el acoso laboral y otros hostigamientos en el marco de las relaciones laborales.

Señaló que el cuestionario diseñado para identificar los tipos de violencia será dado a conocer en la Feria Internacional del Libro, de febrero, a fin de que las instituciones públicas y privadas lo utilicen para evitar la violencia.

«Esperemos que los próximos años diputados senadores y abogados empiecen a preocuparse por el tema» y elaboren una ley que frene y castigue el «mobbing», en tanto que las empresas lo identifiquen para prevenirlo.

Entre los síntomas para detectar que una persona padece este problema está la presencia de dolores de cabeza, depresión, afectaciones gastrointestinales y la aparición de colitis, todo ello por el impacto de estas relaciones conflictivas con sus jefes, subordinados o compañeros de trabajo.

Fuente: MVS

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *