6 desórdenes provocados por medios

1. El delirio del Truman Show: La culpa la tienen la televisión y los bodrios de reality shows que intentaban mostrar «la realidad más real» a finales de los  90 lo que inspiraron la película esterilizada por Jim Carrey,  The Truman Show, y que ya es más que mera ficción.

El trastorno de sentir que se vive bajo los reflectores y que la vida se videograba 24/7 es más que una mera ilusión. Los psiquiatras Joel e Ian Gold trataron a varios pacientes, cuando llegaron a los 40, conceptualizaron lo que denominaron el síndrome del reality.

2. Münchausen por Internet: Similar al síndrome de Münchausen en el que una persona pretende estar enferma y se victimiza de alguna forma con tal de obtener la simpatía y atención de los demás, su variable en la red se detectó por primera vez en el lejano 2000 en los salones de chat y foros, ahora se presenta en blogs y redes sociales en las que se narran historias falsas de enfermedades o tragedias que provocan la respuesta y acompañamiento de la víctima en red.

Uno de los casos más famosos es el de Debbie Swenson de 40 años quien dedicó un blog a escribir de ella como si fuera una chica de 19 años enferma de leucemia que causó revuelo en la red con miles de seguidores. Al mismo tiempo Swenson escribía como la madre de la chica y en ese personaje comunicó que la chica había muerto. Sin embargo al no difundir detalles del funeral y rechazar las cartas y regalos comenzaron a investigarla hasta que dieron con el fraude.

Comentario:

Nos encontramos cada vez con más estudios e investigación a nivel  de la ciencia donde tratamos de entender el comportamiento del ser humano. Y nos encontramos ante la aparición de un fenómeno, que anteriormente había pasado desapercibido a los ojos de todos y es como el entorno afecta y moldea nuestro comportamiento, hasta el punto en que este nos “obliga” a adoptar modos de actuar y de pensar que sean aceptados por la gran mayoría, sin que medie en nosotros una crítica o una autocritica, sobre la veracidad o el bienestar que dicho comportamiento puede acarrear tanto a nivel  individual o colectivamente.

Y sobre esto se han llevado a cabo a través de la neurociencia muchos experimentos, que nos empiezan a dar una luz sobre la base de nuestras acciones y una de ellas es la manera como el entorno, el medio ambiente en que nos movemos afectan nuestro comportamiento. Y digamos que la publicidad ha sido uno de los medios de comunicación que más ha “manipulado” este conocimiento.

Y este articulo nos muestra de forma clara la manera en que la televisión, el cine, son elementos que usamos para crear y desarrollar y anunciar actitudes sociales que pueden llegar a considerarse aceptadas para todos, sin que medie en nosotros un filtro sobre la información que nos es enviada por estos medios, bien o mal llamados, medios masivos de información. Y hoy tenemos un medio ya no tan nuevo como es el internet, pero de una eficacia para que la información viaje y la influencia del medio social sobre nosotros sea muy fuerte, hasta el punto de moldear nuestro comportamiento.

Es interesante digamos analizar el trastorno de conversión o histeria colectiva, donde aparecen comportamientos por imitación de manera inconsciente y hay muchos científicos que ya nos dicen que el 95% de nuestras acciones y comportamientos son inconscientes. Entra ya también un nuevo factor en estos estudios y es el de “grupo”, que algunos científicos los llaman y los identifican mas como una “red social” donde se ve como se amplia y nos afectamos unos a otros, mostrando una “conexión” o una “interconexión” tanto de nuestros pensamientos, que se podría hablar de una especie de “contagio social”, que nos muestra hasta donde el ser humano esta interconectado, como un factor de la evolución de nuestra naturaleza. Así nos damos cuenta de que manera el ser humano llega a un mundo que ni siquiera pudimos imaginar y es el de un mundo globalizado e interconectado, hasta niveles tan sutiles como son nuestros pensamientos.

3. El trastorno de conversión o histeria colectiva: Generalmente ocurre entre personas que pasan tiempo juntos y los síntomas son la aparición de tics nerviosos, en teoría se propagan por imitación inconsciente, sin embargo el caso entre un grupo de estudiantes en Nueva York amplió el concepto de grupo:

Algunas chicas tuvieron espasmos y arrebatos verbales que videograbaron y subieron a YouTube para cuestionar el origen de ellos y al poco tiempo decenas de estudiantes comenzaron a mostrar los mismos síntomas…¿será esta una nueva forma de contagio social?

4. Síndrome de París: Imagina París, viene a tu mente las limpias y lujosas calles de la ciudad Luz, sus museos, cafés, panes y por supuesto un músico de acordeón en cada esquina…bueno así aparece en las películas y revistas, quizá si lo visitas te desilusione un poco, peor no tanto para llevarte al hospital ¿ o sí?. A quienes sí les pasa es a los japoneses, quienes se deprimen, sufren mareos, taquicardia, agresividad y alucinaciones, todo por culpa de las revistas que muestran otro mundo para ellos.

Las altas aspiraciones, así como la barrera idiomática son algunas de las causas, para contrarrestarlo la embajada de Japón instaló una línea telefónica que atiende las 24 horas para atender a sus conciudadanos e incluyen un minidocumental sobre la realidad de París en su página en YouTube.

5. El síndrome del mundo malvado: Basta con ver las noticias para decepcionarse del planeta en el que vivimos con pobreza, desigualdad, guerra, hambre…pero hay a quienes les afecta de más y las noticias televisivas les construyen una imagen mucho más terrible de lo que realmente es, por lo que se trastorna su visión del mundo por una acumulación de mensajes negativos que terminan siendo más reales que su entorno.

El síntoma más grave es la agorafobia o miedo social, cuya ansiedad merma la confianza interpersonal y las relaciones con los demás.

6. El Síndrome Asperger de Internet: Quizá es uno de los más conocidos por el miedo infundado contra la red, pero algunos internautas sí pueden padecerlo. Este síndrome provoca que se pierda la empatía con los demás, que el interactuar en línea va más allá que las personas..

El término Asperger hace referencia a la incapacidad para percibir las señales no verbales y la reciprocidad emocional, sobre todo al sentirse dañados por los trolls o acoso en línea.

Fuente: QUO

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *