Salir de la indiferencia

Comentario:

Todo lo que vemos a nuestro alrededor tiene un propósito para nuestra vida. Las personas con educación entienden que todos los habitantes del planeta tienen derecho a una vida digna y a la satisfacción de las necesidades materiales básicas. Lamentablemente, el egoísmo instaurado en nuestro genes desde que tenemos uso de razón utiliza el mecanismo de la indiferencia cuando se trata de satisfacer necesidades ajenas o lejanas a nuestro entorno; es una impronta que no hace más que demostrarnos que no hemos evolucionado como seres sociales, sino que buscamos nuestro beneficio sin considerar donde comienzan los derechos de los demás. Estos son los síntomas de una herida abierta, de la división de la sociedad. La eliminación de esta indiferencia debe convertirse en nuestra principal prioridad si anhelamos alcanzar un estado de bienestar global. Es aquí cuando las necesidades de los demás se convierten en un instrumento de corrección para la humanidad y estas imágenes cobran un sentido de urgencia que pueden cambiar nuestra vida y hacernos salir del egoísmo para volvernos “humanos”.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *