Bibliotecas: tesoro del saber

Las Bibliotecas, como todos sabemos, cumplen la función de conservar y custodiar los libros.Tienen una antigüedad de más de cuatro mil años de historia desde la creación de los primeros pergaminos y tablillas escritas.

En sus orígenes nacieron como Archivos en los templos de las ciudades mesopotámicas, donde se registraban y guardaban los hechos relacionados con la actividad religiosa, política, económica y administrativa del estado, encargándose de ellos los escribas y los sacerdotes. 

Los documentos se consignaban en escritura cuneiforme y en tablillas de barro, un soporte incómodo y pesado, pero que ha permitido su conservación.

Imagen 1. Biblioteca de la Abadía de Saint-Gallen (Suiza).

Imagen 2. Biblioteca del Monasterio de Wiblingen (Alemania). 

Imagen 3. Biblioteca del Trinity College de Dublín (Irlanda). 

Imagen 4. Biblioteca de la Abadía de Waldassen en Baviera 

Imagen 5. Biblioteca Nacional de Checoslovaquia Praga (República Checa). 

Imagen 6. Sala de lectura The Picton, Biblioteca Pública de Liverpool (Reino Unido). 

Imagen 7. Biblioteca di bella arti, Milán (Italia).

Imagen 8. Biblioteca Sainte-Geneviève, París (Francia)

Imagen 9. Biblioteca del Congreso Buenos Aires

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *