Consejos útiles para.. «síndrome premenstrual»

El síndrome premenstrual, mejor conocido como SPM, es una serie de síntomas pueden ser físicos y emocionales, se manifiestan de muchas formas. Si eres una mujer que ya ha tenido su periodo, hay una alta probabilidad de que sepas bien cómo estos síntomas nos afectan negativamente.

Se cree que los síndromes premenstruales están directamente relacionados con las hormonas, la alimentación y el estilo de vida, algunos comunes son el acné, la fatiga, irritabilidad, confusión, cambios en el estados de humor, sensibilidad en los senos, retención de líquidos, ansiedad, y aumento de peso. Los SPM pueden ser debilitadores afectan nuestro estilo de vida, trabajo, educación, relaciones y rutinas cotidianas.

La buena noticia es que mediante una nutrición óptima y pequeños cambios tienen alivio. Conoce los nueves consejos que te ayudarán la próxima vez que tengas SPM.

1. Elimina el azúcar refinado, la sal y cafeína (café, té y bebidas gaseosas), lácteos y alcohol 

Todos estos causan inflamación en el cuerpo y empeoran los síntomas.

2. Come más ácidos grasos

Las nueces y semillas, el pescado o los suplementos de omega 3 son fuentes saludables de ácidos grasos que tienen efectos anti inflamatorios.

3. Aumenta el consumo de fibra (frutas y verduras, leguminosas, granos y semillas) 

La fibra puede ayudar a disminuir cólicos, a balancear las hormonas y absorber el exceso de estrógeno en los intestinos–previniendo que se vaya a la sangre y que cause inflamación.

4. No le temas a los carbohidratos, mejor come solo los buenos

Elimina todas las harinas blancas y escoge granos enteros como quinoa, avena, leguminosas y arroz integral.

5. Añade phytoestrogenos a tu dieta cotidiana

Los phytoestrogenos están en los frijoles, chicharos, legumbres, linaza, y pueden tener un efecto positivo al balancear las hormonas.

6. Incrementa tu consumo de brócoli y coliflor

Estas verduras crucíferas se ocupan de eliminar el exceso de estrógeno.

7. Asegúrate de incluir proteína en cada comida

Consumir proteína (y snacks inteligentes) te ayudan a acabar con los antojos.

8. Aumenta tu consumo de calcio y magnesio

Grandes fuentes de calcio y magnesio son las nueces, semillas y verduras de hoja verde oscura.

9. Considera tomar otros suplementos con la ayuda de tu nutriólogo

El aceite de primavera (primrose oil), un complejo de vitamina B, el magnesio y las vitaminas E y C pueden contribuir a estabilizar tu bienestar.

Fuente: Central

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *