Medios de comunicación

Los medios de comunicación nos informan sobre casi todo lo que sabemos de nuestro mundo. Incluso las noticias que recibimos de nuestros amigos y familia provienen por lo general de los medios. Es la versión moderna de «la rumorología».

Pero los medios  de comunicación no son un mero dispensador de información. También nos proporcionan «chismes» que nos afectan positiva o negativamente, y así vamos formando nuestras opiniones personales en base a lo que vemos, oímos o leemos en ellos. Debido a su incontestable influencia y el poder que ejercen sobre el público, si los medios deciden fomentar la unidad y la fraternidad el mundo los seguiría.

1. Lamentablemente, hasta el estallido de la crisis financiera actual, los medios de comunicación se habían centrado en individuos triunfadores, magnates de medios, superestrellas y personas sumamente exitosas que acumulan cifras estrambóticas a costa de otros. Solo recientemente a consecuencia de la crisis es que los medios de comunicación han empezado a presentarnos actos de compasión y unidad. Si bien esta tendencia es ciertamente un motivo de alegría, unos cuantos esfuerzos espontáneos y esporádicos no resultan suficientes para unirnos con las personas.

2.- Para cambiar nuestra visión del mundo de una vez, debemos ser conscientes de cuanto podemos dar a los demás; para eso los medios de comunicación se encuentra en una posición vital ya que lo podrían llevar a cabo ofreciéndonos una imagen completa de la realidad e informándonos de su estructura. Para ello tendrían que elaborar programas que demuestren como el altruismo afecta a todos los niveles de la naturaleza.

3.- «Ahí radica el verdadero poder de los medios masivos: son capaces de redefinir la normalidad.» Medved, Michael

4.-Si los medios de comunicación mostraran a personas que se preocupan por los demás, explicando sus actividades, esta clase de información nos ayudaría a dejar entrar en nuestras vidas al altruismo, y haría que la atención del público se desplazara del egocentrismo a la fraternidad.

5.- No obstante aunque los científicos de hoy ya estén enterados de que ningún sistema en la naturaleza  funciona de manera aislada y que la interdependencia  es lo que rige, la mayoría de nosotros aun no es consciente de esto. Y es aquí donde entran en juego los medios de comunicación, ya que tienen una variedad de formas para hacernos ver que la unidad es una gran ayuda. Y cuando nos enteremos de cómo cada órgano trabaja en beneficio del cuerpo entero, de cómo las abejas colaboran entre sí en las colmenas, de cómo nadan los bancos de peces al unísono de modo que incluso podrían ser confundidos con un pez gigante, de cómo los lobos cazan en manada y de cómo los chimpancés o hasta los seres humanos se ayudan en reciprocidad sin ninguna recompensa a cambio, entonces sabríamos de hecho, que la principal ley que reina en la naturaleza es la ley de la armonía y la coexistencia.

6.- Los medios podrían y deberían mostrarnos dichos ejemplos con mayor frecuencia. Cuando nos demos cuenta de que así es como funciona la naturaleza, comenzaremos espontáneamente a examinar nuestras sociedades para saber si existen en sintonía con esta armonía.

7.- Cuanto más conectados nos sentimos a otros, más depende nuestra felicidad de lo que ellos sientan por nosotros. En otras palabras, por ser precisamente tan importante para nosotros sentirnos bien con nosotros mismos, los medios de comunicación tienen una posición privilegiada para promover un cambio positivo en los actos y opiniones de las gentes y adaptarlos a la norma social.

8. «Quien controla los medios de comunicación, controla las mentes.» Jim Morrison

9. Cuando seamos capaces de crear medios de comunicación que promuevan la unidad y la colaboración en lugar de la vanidad de los famosos estarán sentadas las bases para lograr un «ambiente» que nos impregne con la idea de que la  unidad y el equilibrio entre dar y recibir, supone un gran beneficio para todos.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *