Igualdad y empatía, piedra angular de nuestra civilización

Comentario:

El panorama parece desolador, ¿verdad? Por esto nosotros intentamos crear consciencia para que iniciemos un cambio personal, reflexionemos que lo más importante son las relaciones entre nosotros, sin importar diferencias de sexo, religión, color, cultura.  Esta es la piedra angular de nuestra civilización y parece que la hemos olvidado. El remedio es muy sencillo: poco a poco podemos dejar de pensar solo en nosotros mismos, por grave que sea nuestra situación y dirigir nuestra mirada a nuestros familiares, amigos, hijos, colaboradores, colegas de trabajo.  Tratemos de ser un poco amables con ellos, pensando que ellos tienen batallas internas igual que nosotros.  Tal vez una sonrisa ayude.   Olvidarnos de palabras como difamación, habladurías, venganzas, revanchas. 

Los bebés que llegan al mundo son una promesa, que por cotidiana ha perdido ante nuestros ojos su misterio.  Son nuestra trascendencia, la continuación de nuestros valores y así debemos educarlos.  Podemos recibirlos solo si hemos crecido física, mental y emocionalmente para indagar la mejor manera de cuidarlos y protegerlos.

El ser humano tiene una capacidad de recuperación impresionante. Si trabajamos unidos para crear una nueva cultura de empatía hacia los demás, podremos recuperar los sistemas ecológicos, económicos y sociales.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *