La familia en la historia

Imagen 1.- El mejor momento para conversar- Si pudiésemos asumir las funciones masculinas y femeninas, observando y siguiendo el sistema que nos muestra la naturaleza, si a todas las situaciones les damos el lugar que les corresponde, podríamos acelerar nuestra evolución para convertirnos en personas más conectadas, colaboradoras y abiertas al diálogo, reduciendo así los problemas y aspirando a una comunicación más clara dentro del núcleo familiar.

Imagen 2.- En armonía- La historia demuestra que el concepto de familia ha cambiado a través de los siglos. Pero,  si bien ha habido una transformación importante en la definición de la familia moderna, el núcleo familiar sigue siendo la unidad fundamental en el sistema social, en donde nacen y se forman los seres humanos del futuro.
 
Imagen 3.- Planeando el futuro- Podríamos volver nuestros ojos hacia la naturaleza para aprender sobre su estado de interdependencia y conectividad. Después de todo, somos parte integral de ella. Somos partes de ese gran todo. Si tomamos consciencia de  ello y lo consideramos, sin intentar eludirla, actuaríamos precisamente en concordancia y llegaríamos a un estado de gran armonía conforme a este sistema que invariablemente nos da ejemplo de interrelación entre todas sus partes, del amoroso cuidado que brinda a todas sus criaturas para preservar la vida, como debe ser dentro de una familia.
 
Imagen 4.- Resolviendo problemas- La familia moderna se puede mirar desde diversas perspectivas. Ahora su conformación adquiere las formas más variadas y no sigue los patrones de antaño. Además, la velocidad con la que se desarrolla la tecnología, se transmiten las noticias y el ritmo que se le ha impuesto a nuestra vida, viene a imprimirle una dinámica a veces incomprensible para muchos. Pero, a pesar de todo sigue constituyendo el núcleo fundamental de la sociedad, cumpliendo un rol ineludible en cuanto a la formación de todas las personas que en ella se encuentran pues allí aprenden la manera de relacionarse, de colaborar, de dialogar  y son el ejemplo para la siguiente generación.  Su bienestar se refleja y seguirá reflejándose en la sociedad entera, en la economía y en el estado general del mundo.  
 
Imagen 5.- Siempre juntos- El papel de la mujer es otro en la sociedad de hoy. Si bien su ingreso al mundo del trabajo supuso cambios en la organización familiar es cierto que ella continúa repartiendo generosamente su sensibilidad, su intuición, su empatía por donde va pasando al mismo tiempo que se ocupa con eficiencia de cualquier trabajo que se le encomiende y puede ocupar los cargos más elevados en la escala laboral. Juntos, hombres y mujeres, uniendo sus atributos naturales, ciertamente podrán lograr cosas que sobrepasan nuestra imaginación. 

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *